Qué es el slow fashion o moda lenta

El «slow fashion» es, como su propio nombre indica, una moda lenta. Se trata de un modo ético y consciente de concebir la moda que tiene en cuenta el respeto al medio ambiente, a los trabajadores y a los consumidores a lo largo de toda la cadena de producción, más allá de centrarse en la estética o en tendencias pasajeras.

El concepto nació en contraposición al concepto «fast-fashion» o moda rápida predominante en las últimas décadas en esta industria, y que se basa en la producción masiva y low cost de amplias y fugaces colecciones, sin tener en cuenta el impacto ambiental y social que su actividad genera. De hecho, la industria textil, es la segunda más contaminante del planeta y una de las acciones humanas que más recursos naturales desperdicia.

slow fashion

¿Cuáles son los pilares fundamentales?

Calidad frente a cantidad

La moda slow fashion propone un cambio de ritmo. Busca ralentizar la industria para dar espacio y tiempo al proceso productivo y de creación, dar valor a la cadena productiva y de comercialización, para realizar su actividad desde un enfoque más específico y responsable. Pide recuperar viejas costumbres, reducir el consumo y dar prioridad a la calidad frente a la cantidad.

Durabilidad y longevidad de las prendas

La ropa slow fashion se fabrica con materias primas sostenibles y de calidad (por ejemplo, lino o algodón ecológico), evitando el uso de fibras sintéticas y apostando especialmente por aquellos materiales que tengan el menor impacto sobre el medio ambiente y que, además, son más respetuosas con tu piel.

Reducción de la huella de carbono

Propone técnicas de producción sostenibles, colecciones atemporales y producciones acotadas que se lanzan entre dos y tres veces al año con el fin de reducir la huella de carbono de cada producto.

Promoción de la economía local y de proximidad

La moda slow fashion suele ofrecer prendas de origen y producción local, que suelen venderse en pequeñas tiendas locales, en lugar de en grandes cadenas. Da valor añadido al trabajo artesanal, exclusivo y diferencial, ajustando los costes reales de producción para procurar condiciones laborales dignas, un salario justo y la igualdad de género a los trabajadores.

Transparencia en los procesos de producción

En este sentido, trata de promover la transparencia en los procesos de producción, introduciendo conceptos como la trazabilidad de las prendas y los circuitos cortos de distribución, para hacer hincapié en la importancia de los modelos productivos y las consecuencias negativas de la industria textil intensiva.

slow fashion clotsy

¿Qué podemos hacer como consumidores?

Nuestras acciones individuales tienen un impacto sobre el planeta. La industria de la moda es la segunda más contaminante, ya que se producen grandes cantidades y cada vez con materiales de peor calidad.

Un primer paso como consumidores es empezar a preguntarse: «¿Qué hay detrás de cada prenda?», comenzar a mirar las etiquetas de los productos y su composición, informarse sobre la marca y las condiciones de sus trabajadores…

Desde ahí tomar consciencia y empezar a invertir en prendas slow fashion de buena calidad que son básicas en el día a día y siempre utilizamos: camisetas lisas, jerseys, pantalones básicos etc. Estas prendas te durarán más con el paso del tiempo y serán más respetuosas con tu piel. Y ahora bien, te preguntarás: ¿Cómo identificar una buena prenda? ¿Y una buena marca?

clotsy

¿Cómo identificar una marca Slow Fashion?

  • Transparencia en la cadena de producción y las condiciones de los trabajadores.
  • Textil: utilizan materiales sostenibles para el planeta y si puede ser, certificados como por ejemplo la Viscosa Sostenible Ecovero.
  • Producción local siempre que se pueda.
  • Packaging sostenible.
  • Libre de tóxicos durante su producción.
  • Residuos mínimos: diseños pensados para dejar residuos mínimos.
  • Mejora constante: una marca, como una persona, evoluciona durante toda su vida. La sostenibilidad no es que sea de ser o no ser. Es trazar un camino hacia un destino y poco a poco ir generando un impacto menor en el medioambiente.

Una de las tiendas slow fashion con mayor crecimiento estos últimos años ha sido Clotsy Brand. Desde el minuto uno, Ángela y Alfonso, dos ingenieros veganos y concienciados con el planeta quisieron aportar su granito de arena y hacerse un hueco en la moda slow fashion.

slow fashion

Toda su ropa sostenible ha sido fabricada en la península, pensando en el impacto medioambiental desde el diseño hasta la venta de sus prendas. Sus colecciones son muy limitadas, así que te recomendamos echar un vistazo a su tienda y hacerte con las prendas que más te gusten.

Cuentan con una fiel comunidad en sus redes sociales de casi 30 mil seguidores en la que además, conciencian sobre cómo tener una forma de vida más slow, sostenible y respetuosa con el planeta.

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bueno y Vegano gratis cada mes en tu correo

Bueno y Vegano, tu mensual 100% vegano
Bueno y Vegano Octubre 2022

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí