La moda vegana ha dado un gran salto en los últimos años. Ha superado aquellas alternativas al cuero y la piel de dudosa calidad elaboradas con plásticos y, cada vez más, la piel vegana se asocia a buenos productos respetuosos con el medio ambiente.

¿Qué es la piel vegana ¿Es sostenible
123rf Limited©Gustavo Frazao

Moda y piel vegana sostenible

“Por suerte hoy en día ya no existe ninguna necesidad de seguir utilizando a los animales por su piel como hacíamos en la Edad de Piedra. La tecnología avanza y con ella se abre un abanico de posibilidades y alternativas sostenibles, ecológicas y compasivas, sin comprometer la durabilidad”, afirma a Bueno y Vegano Salma Ahmad de Fashion by Compassion, experta en moda vegana y sostenible.

Distintos tipos de pieles veganas

Hay diferentes tipos de piel vegana, con diferentes texturas y propiedades, según la materia prima con la que se elaboren. “Hay alternativas plant-based que consiguen un aspecto muy similar al cuero”, comenta Ahmad. Así, por ejemplo, tal y como explica, se pueden utilizar piñas desechadas -Piñatex-, pieles de manzanas, pieles de cactus y pieles de uvas, entre otros.

Otro material destacable es el corcho. “Es versátil, duradero, suave, transpirable, impermeable y aislante, hecho de la corteza de alcornoques. España es uno de los principales productores de corcho a nivel mundial y siempre ha sido parte de nuestra cultura, utilizándose en multitud de objetos, desde muebles a calzado. No solo es un material libre de crueldad, sino que también es sostenible, la corteza que recubre los alcornoques se extrae sin causarles daño y vuelve a crecer con el paso de los años”, dice Ahmad.

El corcho es versátil, duradero, suave, transpirable, impermeable y aislante

Más alternativas

La experta en moda vegana y sostenible nos detalla tres alternativas más: el algodón encerado -transpirable, resistente al viento e impermeable, en su versión vegana se confecciona con algodón 100% y aceite de soja-, la microfibra -un tejido que imita perfectamente el tacto de la piel de alta calidad e incluso lo supera en resistencia-; y el poliuretano -tiene un aspecto muy similar al del cuero y aunque es la opción menos sostenible de todas, es también una de las más asequibles, por eso se puede encontrar en la mayoría de las tiendas de a pie en forma de faldas, zapatos, bolsos y otros complementos-.

No toda la piel vegana o cuero artificial es igual. Como hemos dicho, algunas están hechas de materiales de origen vegetal y otras se crean a partir de productos artificiales. Para conseguir que el cuero vegano sea lo más sostenible posible es importante optar por los productos que, aunque sean de plástico, hayan sido reciclados. De todas formas, reducir el consumo de productos animales, cuero y pieles incluidos, contribuye a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas al sector ganadero, uno de los más contaminantes.

Marcas de lujo también empiezas a usar pieles veganas

La idea de que para vestirse de forma sofisticada hay que utilizar pieles de otros animales ha empezado a ser cuestionada. Marcas de moda de lujo, como Gucci, Burberry y Versace, se han comprometido a no utilizar las pieles en sus diseños sumándose a la campaña Fur Free Alliance. Evitan las prendas de piel -de visón, zorro, conejo, cordero o mapache japonés-, pero no las de cuero -de vacas, cerdos, ovejas, cabras e incluso perros y gatos en algunas partes del mundo-. Tampoco las de ante -de alce-, plumas -arrancadas de gansos y patos vivos-, de seda -de gusanos cocidos al vapor o gaseados vivos- y de lana.

Para conseguir que el cuero vegano sea lo más sostenible posible es importante optar por los productos que, aunque sean de plástico, hayan sido reciclados

“A diferencia de la creencia popular, la piel no es un subproducto de la industria cárnica. Muchos de los animales que se matan en la India, China, Brasil (y en muchos otros países) son criados y sacrificados expresamente por sus pieles. Así que, comprando productos de piel, estamos contribuyendo directamente a hacer daño a los animales, contaminar el planeta y esclavizar a las personas”, denuncia Ahmad.

El cuero vegano se postula como una alternativa cada vez más consolidada: su demanda aumenta: el mercado del cuero vegano alcanzará los 89.600 millones de dólares en 2025, con una tasa de crecimiento anual compuesta del 49,9%, entre 2019 y 2025, según un reciente informe de la firma de consultoría empresarial e investigación de mercado Infinium Global Research recogido por Vegconomist.

Autora: Cristina Fernández, Periodista & Blogger
Suscríbete a la Newsletter y recibe Bueno y Vegano gratis cada mes en tu correo

Bueno y Vegano, tu mensual 100% vegano
Bueno y Vegano Mayo 2021

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here