Las ensaladas o las verduras crudas en cualquier otro formato son algo que no debería faltar en nuestra mesa. Adoptar la costumbre de acompañar nuestras comidas, aunque sea con una pequeña cantidad de ellas, es un hábito de lo más saludable.

Ensalada de cogollos
©Estela Nieto

En el caso de llevarlo a cabo, el problema puede surgir si siempre recurrimos a la misma ensalada, con los mismos ingredientes o aliños y acabemos aburriéndonos. A pesar de ser algo completamente normal, evitarlo está en nuestra mano. En realidad, las combinaciones que se pueden hacer de ingredientes son infinitas. Y si se nos acaban las ideas podremos empezar a jugar con los aliños para crear aún más variedad.

A continuación, verás lo rápido y fácil que es preparar una guarnición o primer plato con muy pocos ingredientes y que probablemente no has probado. Para preparar esta ensalada original tan sólo necesitas unos cogollos de lechuga y una buena mermelada de fresa ecológica y preferiblemente baja o sin azúcar como la que usamos aquí de Valle del Taibilla. Con la mermelada de fresa prepararemos una vinagreta que combina sabores dulces, ácidos y salados y que tan sólo necesita de un par de minutos para estar lista.

Tiempo de preparación: 5 minutos.

Ingredientes (2 raciones)

Con la mermelada de fresa prepararemos una vinagreta que combina sabores dulces, ácidos y salados

Elaboración

  1. Cortar los cogollos de lechuga en cuatro partes y disponer en una bandeja.
  2. Colocar en un cuenco o en un bote pequeño la mermelada, el vinagre de manzana y el aceite.
  3. Añadir sal y pimienta recién molida al gusto y batir con una varilla hasta que la mezcla quede bien integrada y ligeramente emulsionada.
  4. Picar con el cuchillo los pistachos en trozos pequeños y reservar.
  5. Añadir sobre cada cogollo una cucharadita de la vinagreta de fresas y colocar los pistachos picados por encima de la vinagreta.
  6. Servir en una bandeja y acompañar con el resto de la vinagreta.
  7. Otras mermeladas que también pueden utilizarse para esta vinagreta pueden ser las de frambuesas, frutos rojos o la de limón, de Valle del Taibilla. Aun siendo sabores dulces, combinan muy bien con un toque ácido para crear la vinagreta y poder utilizarlas como base para nuestro aliño de ensalada.

RECOMENDADO POR
Valle del Taibilla | www.valledeltaibilla.es

Autores: Iván Iglesias, Chef y profesor de cocina vegana y Estela Nieto, psicóloga, Master en psicopatología y salud, y especialista en psiconutrición

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bueno y Vegano gratis cada mes en tu correo

Bueno y Vegano, tu mensual 100% vegano
Bueno y Vegano Mayo 2024