El cambio de estación y el comienzo del otoño no sólo trae variaciones en el tiempo y nuestro entorno, sino también en nuestros hábitos alimenticios, por eso te traemos una deliciosa crema de zanahoria ideal para esta temporada.

crema de zanahoria y jengibre
©Estela Nieto

Pasamos de una etapa en la que predominan ensaladas y platos rápidos y frescos, a un momento de recogimiento en el que una sopa o una crema cobran protagonismo y nos reconfortan como antes no hacían.

Una crema de zanahoria para los días fríos

Los alimentos que encontramos en el mercado varían, aparecen tubérculos y verduras con menos agua y de sabores suaves y dulces como la calabaza, las zanahorias y los boniatos.

Para estos días más cortos en los que el clima se vuelve más frío y anochece antes, preparar una crema caliente se vuelve un verdadero placer. Y si aprovechamos estos alimentos dulces y repletos de betacarotenos como las zanahorias conseguiremos a la vez una comida reconstituyente, nutritiva y deliciosa.

  • Tiempo de preparación: 5 minutos.
  • Tiempo de cocción 25 minutos.

Para estos días más cortos en los que el clima se vuelve más frío preparar una crema caliente se vuelve un verdadero placer

Ingredientes para la crema de zanahoria (3 personas)

  • 1 cebolla.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  • 800 gr de zanahorias.
  • 1 cm de jengibre fresco.
  • 900 ml de caldo vegetal.
  • 200 gr de tofu sedoso.
  • Sal al gusto.

Elaboración

  1. Para preparar esta crema de zanahorias comenzaremos por limpiar la cebolla y las zanahorias. Pelar y cortar en trozos no muy grandes para que se cocinen más rápido.
  2. Rehogar primero la cebolla con el aceite de oliva y un poquito de sal. Cocinar a fuego medio para que quede muy tierna, pero sin llegar a dorarse mucho. De esta manera se potencia el sabor dulce de la cebolla. Pelar también el jengibre fresco y picar en trozos para agregar a la cacerola.
  3. Cortar las zanahorias en trozos e incorporar junto con la cebolla y el jengibre. Cocinar 5 minutos más.
  4. Cubrir con el caldo y añadir el tofu sedoso. En lugar de tofu puedes agregar algún tipo de nata vegetal para aportar un extra de cremosidad, pero la ventaja de añadir tofu es que incrementamos la cantidad de proteína de la receta final y así se vuelve un plato mucho más completo.
  5. Cocinar durante 20 minutos hasta que la zanahoria esté totalmente tierna. Corregir de sal y añadir un poquito de pimienta recién molida. Triturar hasta conseguir una crema muy fina.
  6. Servir caliente y añadir unos croutons de pan para decorar, un chorrito de nata vegetal y un poquito de perejil fresco picado.

AutoresIván Iglesias, Chef y profesor de cocina vegana y Estela Nieto, psicóloga, Master en psicopatología y salud, y especialista en psiconutrición

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bueno y Vegano gratis cada mes en tu correo

Bueno y Vegano, tu mensual 100% vegano
Bueno y Vegano Octubre 2021

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here