Reproducimos la noticia publicada por Animanaturalis en la que se da a conocer que varios europarlamentarios han firmado una carta en la que solicitan al Gobierno de España y a las autoridades autonómicas a considerar a los perros de caza con las mismas protecciones que todos los demás.

Europarlamentarios piden a España que proteja a los perros de caza
Mel, Breton Francés. Fotografía: Laura Lobo

Los perros de caza no están protegidos

Los cazadores se han esmerado en que estos animales sean considerados herramientas de trabajo, y no seres sintientes, de hecho consideran que los perros utilizados en esta práctica no deben recibir la misma protección que aquellos que viven en un hogar ni deben ser cuidados de la misma manera.

En un reciente debate europeo, se declaró que la situación de estos animales es problemática en algunos estados miembros de la UE, pero por ahora sólo se pueden sugerir mejoras por parte de cada país y no legislar al respecto.

Carta al Gobierno de España

El Intergroup on The Welfare & Conservation of Animals del Parlamento Europeo ha dirigido una carta al Gobierno de España y las autoridades autonómicas para llamar la atención acerca de la situación de los perros utilizados en la caza en el país.

En la carta se subraya que el trato a los perros utilizados en la caza va en contra de los valores europeos y no cumple con el artículo 13 del Tratado de Lisboa, que obliga a los estados miembros de la Unión Europea a adaptar su legislación para reconocer a los animales como seres sintientes.

El Parlamento Europeo, en dicha carta, no encuentra justificación alguna de la diferenciación en la protección que se otorga a los animales de compañía, frente a la que se da a galgos y otros perros de caza, considerados animales de trabajo. Este tema ha sido motivo de intensas discusiones en el actual gobierno, que prepara el borrador de la próxima ley de bienestar animal a nivel estatal.

Europarlamentarios piden a España que proteja a los perros de caza
Mel, Breton Francés. Fotografía: Laura Lobo

España subvenciona a organizaciones involucradas en el fomento de la caza

El Parlamento Europeo señala este contexto que, en el resto de la Unión Europea, la caza con perros en campo abierto esta prohibida por ley a causa de la crueldad que conlleva. Esto contrasta con las leyes y prácticas que en España se impulsan activamente desde lo público, incluso hasta el punto de otorgar subvenciones a organizaciones involucradas en el fomento de la caza con galgos y otros perros. Así, el Parlamento pide que las rehalas en Andalucía dejen de ser Bien de Interés Cultural.

En España se impulsa la caza activamente desde lo público, incluso hasta el punto de otorgar subvenciones a organizaciones involucradas en el fomento de esta actividad

El Parlamento Europeo ha solicitado en esta carta al Gobierno Español y sus organismos competentes, que reconozcan y respeten el derecho de los españoles no cazadores, el 98,4% de la población, de disfrutar de la naturaleza e interactuar con el medio ambiente de manera pacífica, sin las restricciones impuesta por la caza y desproporcionada asignación en exclusiva de tierras para fines cinegéticos.

Medidas sugeridas

  1. Mayor control de las perreras públicas gestionadas por empresas privadas sin marco legal estatal que las regule.
  2. Mayor apoyo, recursos y formación de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, Autonomías y Ayuntamientos, en su lucha contra el abandono animal.
  3. El tratamiento de la caza como una actividad exclusivamente “privada”, exenta de subsidios públicos directos o indirectos a nivel estatal, regional o local. Esto implica dejar de considerar a la caza como actividad de carácter «cultural» o «deportivo», lo que hace que sus federaciones y asociaciones no sean aptas para recibir subvenciones de las autoridades deportivas o culturales gubernamentales.
  4. El grupo de perros de caza denominado «rehalas» debe dejar de ser considerado objeto «de interés cultural». Deben aplicarse las leyes actuales sobre cría contemplada en las directrices de cría responsable de la Plataforma de la Unión Europea para el Bienestar Animal, y no discriminar a los perros de caza en cuanto a su grado de protección.
  5. Transparencia en todo lo relativo a las subvenciones públicas a organizaciones relacionadas con la actividad cinegética.
  6. La implementación de un programa de educación en bienestar animal en las escuelas para promover la empatía hacia los animales en la infancia.

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bueno y Vegano gratis cada mes en tu correo

Bueno y Vegano, tu mensual 100% vegano
Bueno y Vegano Marzo 2021

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here