Adaptar recetas, versionarlas y hacerlas nuestras es algo muy frecuente en la cocina vegana. Es muy sencillo sustituir ingredientes y conseguir un resultado similar al original, y aunque en repostería esto resulta más complicado, te enseñamos a preparar un delicioso bizcocho vegano.

Receta de bizcocho vegano básico

Cómo preparar un bizcocho vegano y esponjoso

Lamentablemente, como ya hemos dicho, con la repostería no es tan sencillo adaptar las recetas originales. Al eliminar los lácteos, pero sobre todo los huevos de una receta, es muy probable que no se parezca en nada. Y es que el comportamiento de estos ingredientes nos obliga a rehacer las recetas completamente.

En el caso de los lácteos, es mucho más fácil sustituir la leche por bebida vegetal. Al no usar huevos, por ejemplo, en los bizcochos, la bebida vegetal será la encargada de aportar humedad a nuestra masa.

Para que un bizcocho vegano cuaje y se vuelva firme, pero tierno a la vez, es importante que la cocción se haga con calor uniforme pero no demasiado intenso. Necesitará algo más de tiempo que los bizcochos tradicionales, ya que es la propia harina la que tiene que hacer que cuaje la masa. Un truco para conseguir que se cocine de manera homogénea es comenzar con una cocción con calor inferior, pero el horno bien precalentado por arriba también, para permitir que la masa se cocine desde abajo. Así la superficie se mantendrá más tierna y se romperá menos que si comenzamos con calor superior desde el principio. Cuando veamos que la masa ha crecido y el bizcocho se empieza a secar por encima, a mitad de la cocción aproximadamente, es momento de encender el calor también por arriba y así conseguir una superficie dorada.

Dificultad: Baja.

Tiempo de preparación: 10 minutos.

Tiempo de cocción: 45 minutos.

Raciones: 6 – 8 raciones.

Bizcocho vegano

Ingredientes para el bizcocho vegano:

Elaboración:

  1. Precalentar el horno a 180˚C.
  2. Tamizar la harina y el azúcar de coco con un colador.
  3. Añadir el polvo de hornear y la sal.
  4. Por otro lado, mezclar la bebida de espelta con el aceite. Si deseas un sabor más suave es preferible usar aceite de girasol o aceite de coco fundido.
  5. Mezclar los líquidos en el bol con la harina, el azúcar de coco y el impulsor.
  6. Batir con una varilla o un batidor hasta conseguir una masa homogénea y muy fina.
  7. Colocar la mezcla en un molde de horno de 20 cm de diámetro.
  8. Cocinar a 180˚C durante 45 minutos o hasta que, al clavar un palillo en el centro, éste salga seco y limpio.
  9. Dejar enfriar al menos 10 minutos antes de desmoldar y completamente antes de cortar y comer.
  10. Se puede decorar con un poco de azúcar glass o coco rallado.

PATROCINADO POR
Amandín. La opción más saludable

Amandin

Autores: Iván Iglesias, Chef y profesor de cocina vegana y Estela Nieto, Psicóloga, Master en psicopatología y salud, y especialista en psiconutrición

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bueno y Vegano gratis cada mes en tu correo

Bueno y Vegano, tu mensual 100% vegano
Bueno y Vegano Noviembre 2020

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here