Las espinacas son ricas en vitaminas, minerales y antioxidantes. Puedes comerlas crudas o cocidas, salteadas, en cremas o batidos. ¡No te olvides de añadirlas a tu dieta!

5 beneficios de las espinacas

Os contamos 5 beneficios de las espinacas:

1. Altas en antioxidantes

Comer espinacas es una excelente manera de aumentar tu consumo de antioxidantes, que protegen contra el estrés y las enfermedades crónicas. En particular, la espinaca contiene sustancias antioxidantes como los flavonoides,y carotenoides (la luteína y la zeaxantina, neoxantina).

2. Mejoran la salud ocular

Las espinacas están cargadas de luteína y zeaxantina, dos antioxidantes necesarios para mantener una visión saludable. Algunas investigaciones sugieren que estos compuestos ayudan a proteger contra la degeneración macular relacionada con la edad, una condición común que puede causar pérdida progresiva de la visión.

Asimismo, son ricas en vitamina A, que es importante para la salud ocular. Una deficiencia en esta vitamina puede causar ojos secos y ceguera nocturna.

3. Pueden disminuir el crecimiento de células cancerosas

Aunque la investigación en humanos debe ser más desarrollada, algunos estudios sugieren que ciertos compuestos en las espinacas pueden ayudar a combatir el crecimiento de células cancerosas. Concretamente, comer más verduras de hoja verde reduciría el riesgo de cáncer de pulmón, próstata, seno y colorrectal.

4. Pueden reducir la presión arterial

Son ricas en nitratos naturales y potasio, que pueden ayudar a dilatar los vasos sanguíneos. A su vez, esto puede disminuir la presión arterial y aumentar el flujo sanguíneo.

La Fundación Española del Corazón (FEC) recomienda el consumo moderado de espinacas como prevención de enfermedades cardiovasculares. “Hasta hace poco se creía que los nitratos procedentes de la dieta eran sustancias potencialmente tóxicas, pero ahora, gracias a este estudio, se ha descubierto que no sólo no son perjudiciales, sino que pueden aportar un beneficio en el sistema vascular”, destaca en una nota de prensa la Dra. Regina Dalmau, miembro de la SEC y cardióloga de la Unidad de Rehabilitación Cardiaca del Hospital La Paz de Madrid.

5. Pueden promover una piel y cabello saludables

Las espinacas aportan vitaminas A y C. La vitamina A ayuda a regular la generación de células de la piel y protege contra las infecciones. Y la vitamina C protege a la piel contra el estrés oxidativo, la inflamación y el daño. Además, ayuda a sintetizar colágeno, una proteína del tejido conectivo que promueve la cicatrización de heridas y la elasticidad de la piel. Además, puede aumentar la absorción de hierro e incluso ayudar a prevenir la pérdida de cabello asociada con la deficiencia de hierro.

A tener en cuenta

  • En los zumos de espinacas se elimina la mayor parte de la fibra, lo que podría reducir algunos de sus beneficios
  • Las espinacas también son ricas en vitamina K, grandes cantidades de las cuales pueden interferir con los anticoagulantes como la warfarina. Si está tomando anticoagulantes, consulte a un profesional de la salud antes de agregar espinacas a tu día a día.

Receta: Lasaña vegana de espinacas, nueces y soja

Fuente: EcoWatch

Bueno y Vegano, tu mensual 100% vegano
Bueno y Vegano Abril 2020

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bueno y Vegano gratis cada mes en tu correo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here