El restaurante Aguaribay es desde el año 2010 un referente en la oferta vegetariana de Barcelona. “Es el resultado de la unión entre una argentina, Valentina, un catalán, Manel, y una sarda, Francesca, que buscábamos dar un cambio a nuestras vidas. Nuestro interés por la cocina energética acabó derivando en la apertura del único restaurante de comida vegetariana que entonces podía encontrarse en el barrio de Poblenou, en Barcelona”, explican sus propietarios a Bueno y Vegano.

Aguaribay, tradición y sabor

“Lo que para nosotros fue una apuesta arriesgada hace una década, hoy casi parece ser la inversión de moda, tanto por la popularización y comercialización del vegetarianismo y el veganismo como por la creciente cantidad de turistas que se alojan en Poblenou, con las diversas consecuencias que esto comporta. Por eso nos enorgullece que Aguaribay lleve tanto tiempo siendo parte de este barrio de raíz popular, dándole todo el valor que merece a la buena comida”, añaden.

Este restaurante con nombre de arbusto (el pimentero brasileño o pimienta rosa) propone una carta vegetariana con influencias gastronómicas de diferentes países, que incluye opciones veganas y sin gluten. “Nos esforzamos por ofrecer un servicio cercano y platos tan sabrosos como nutritivos para que Aguaribay sea un local donde comer rico y bien”, nos cuentan.

Llegué a Aguaribay tras dar un paseo dominguero por el paseo marítimo barcelonés. Fue la guinda del pastel. Mientras examinaba la carta, me trajeron hummus con zanahoria y pan. Opté por compartir una delicada crema del día -de puerros y calabacín-; croquetas suaves y caseras de mijo sobre pétalos de cebolla roja horneada con una salsa espectacular de sabor intenso de naranja, zanahoria y jengibre; y un explosivo carpaccio de calabacín con queso vegano de semillas de girasol activadas y un potente kimchi de col lombarda.

Después de abrir boca con estos originales y deliciosos entrantes, llegó el plato fuerte: arroz negro (de grano corto e integral, originario de Asia) con verduras, setas, alubias, algas marinas y alioli de romero y pimienta rosa. El arroz, cremoso y de un bonito color púrpura, tenía un ligero sabor dulce y una buena textura, crujiente y tierna a la vez. ¡Riquísimo! Volví un par de domingos más tarde con ganas de más arroz.

Aguaribay, tradición y sabor

A destacar también el pad thai, uno de los platos más solicitados por los clientes. Fideos de arroz -cocidos en su punto justo- con verduras salteadas, tofu crujiente, piña asada y salsa de cacahuetes, una mezcla de sabor cítrico y picante. Hay cuatro opciones veganas de postre: la tarta de chocolate y coco con sorbete de mango está espectacular. Es, sin duda, para lujuriosos. Aguaribay demuestra que el veganismo no está reñido con la tradición ni el sabor.

  • Nombre y dirección:  Aguaribay, Carrer del Taulat, 95 (Barcelona).
  • Carta: Hay menú al mediodía de lunes a viernes. Está dividida en entrantes, platos principales y postres. Sus elaboraciones fusionan diversas tradiciones culinarias vegetarianas del mundo, con opciones veganas y sin gluten. Amplia variedad de bebidas, que incluye cervezas artesanas, vermut casero, sidra, vinos con opciones ecológicas, cavas, zumos naturales y buen café italiano. Los nachos son uno de sus platos estrella. Todos los postres son caseros y hay oferta para veganos.
  • Servicio: Bueno.
  • Cocina / Ingredientes: Vegetariana. Utilizan fundamentalmente productos de origen local y ecológico.
  • Sala: Tranquila y acogedora. También disponen de una buena terraza en una calle tranquila.
  • Calidad/Precio: Buena.

Autora: Cristina Fernández, Periodista & Blogger, www.paladarvegano.blog  |  www.viajesveganos.com

Bueno y Vegano, tu mensual 100% vegano
Bueno y Vegano Octubre 2019

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here