No se si será porque muchos nos hemos criado comiéndolas de pequeños, por el punto crujiente o simplemente porque somos golosos, pero las galletas tienen algo que nos apasiona. Por lo general, una galleta sólo necesita harina, grasa, azúcar y en la mayoría de los casos, huevos. Así que no es frecuente que encontremos galletas veganas en un supermercado.

Galletas veganas para hacer en casa este verano

Si lo que nos preocupa es que sean saludables, el asunto se complica notablemente. El azúcar y las harinas suelen ser refinadas y las grasas, si no son animales, lo más habitual es que sean hidrogenadas y de muy mala calidad, por lo que hacer tus propias galletas es una opción magnífica.

Hacer galletas en casa es una actividad estupenda, son sencillas de hacer, puedes hacer mucha cantidad en poco tiempo y la casa olerá deliciosa.

Te proponemos dos recetas muy originales y diferentes. Para la primera vamos a usar como ingrediente principal, garbanzos. Así vamos a conseguir unas galletas mucho más nutritivas que si usáramos simplemente harina.

Para la segunda receta, no usaremos horno, haremos unas galletas crudiveganas, con frutos secos y sin azúcar. Para tomar frías y muy, muy sencillas de preparar.

Galletas de garbanzos con limón y canela

Ingredientes (para 15-20 unidades):

  • 300 gr de garbanzos cocidos.
  • 100 gr de copos de avena.
  • 1 cucharadita de polvo de hornear o levadura química.
  • ½ cucharadita de canela molida.
  • 80 gr de azúcar de coco.
  • 2 cucharadas de lino molido.
  • 50 ml de agua.
  • 40 ml de aceite de oliva virgen extra.
  • 1 cucharada de zumo de limón.
  • Ralladura de piel de medio limón.

Elaboración:

  1. Comienza por mezclar el lino molido con los 50 ml de agua. Deja reposar 15 minutos para que espese y se vuelva pegajoso.
  2. Procesa o chafa los garbanzos hasta hacerlos puré.
  3. Coloca en un bol grande los garbanzos chafados con el azúcar de coco y los copos de avena. Puedes usar la avena en copos directamente o si prefieres las galletas con una textura más fina, tritúralos con un molinillo de café hasta hacerlos harina gruesa.
  4. Añade al bol la canela y el polvo de hornear (es la levadura de repostería de sobre tradicional).
  5. Mezcla todos los ingredientes del bol y comienza a incorporar los ingredientes húmedos, como el lino hidratado y el aceite de oliva. Termina de mezclar hasta que todo esté bien integrado y por último añade la ralladura de piel de limón y el zumo.
  6. El zumo de limón reaccionará con la levadura química y gasificará la masa, produciendo unas galletas más suaves y esponjosas.
  7. Cubre el bol y deja que repose en la nevera al menos 30 minutos para que la masa se enfríe y se vuelva más compacta. Si usas la avena en copos, deja que repose una hora.
  8. Precalienta el horno a 180°C.
  9. Coloca una lámina de papel de horno en una bandeja y forma bolas con la masa del tamaño de pelotas de ping-pong. Puedes utilizar un sacabolas de helado, así todas tendrán el mismo tamaño, aproximadamente unos 30 gramos por galleta.
  10. Cuando coloques las bolas de masa en la bandeja recuerda dejar un espacio entre una y otra para que no se peguen.
  11. Aplasta las bolas con la mano para darles forma de galleta. Procura que sean gruesas, las galletas quedarán crujientes en los bordes pero muy tiernas en el interior. Si las prefieres más crujientes, hazlas más finas y deja que se doren un poquito más.
  12. Cocina a 180°C durante 25 minutos con calor arriba y abajo. Si tu horno tiene ventilador, puedes usarlo pero baja la temperatura a 170°C y vigila que no se doren demasiado rápido.
  13. Deja que se enfríen completamente sobre una rejilla antes de pasarlas a un bote hermético para conservarlas.

La piel de limón las hace más refrescantes aunque puedes cambiarla por piel de naranja, por pepitas de chocolate negro o incluso añadir pasas y una pizca de jengibre rallado.

Galletas crudiveganas de almendras, coco y cacao

Galletas veganas para hacer en casa este verano

Ingredientes (para 30 unidades):

  • 120 gr de harina de almendras.
  • 50 gr de coco rallado.
  • 20 gr de cacao puro en polvo.
  • 30 gr de aceite de coco.
  • 60 gr de dátiles deshuesados.
  • 40 ml de agua o bebida vegetal.
  • Una pizca de esencia de vainilla.

Elaboración:

  1. Tritura los dátiles deshuesados con el agua o la bebida vegetal hasta conseguir una crema muy fina.
  2. Mezcla en un bol la harina de almendras con el coco rallado y el cacao en polvo.
  3. Si quieres unas galletas más finas, tritura el coco rallado hasta que quede una especie de harina gruesa.
  4. Cuando los ingredientes secos estén bien mezclados, incorpora los líquidos. Añade el sirope de dátil, el aceite de coco fundido y la esencia de vainilla. Mezcla de nuevo y lleva al frigorífico tapado para que se vuelva mucho más firme.  Necesitará al menos 3 horas.
  5. Al cabo de ese tiempo, notarás que la masa es mucho más compacta.
  6. Colócala entre dos láminas de papel de horno y con una bandeja grande aplástala, así quedará toda la lámina del mismo grosor. Puedes utilizar también un rodillo de cocina.
  7. Cuando la masa tenga medio centímetro de grosor prepara un cortapastas o un vaso pequeño o estrecho de unos 3-4 cm de diámetro, y ve cortando las galletas.
  8. Colócalas sobre una bandeja y vuelve a enfriar de nuevo.
  9. Cuando estén firmes, pásalas a un bote o un tupper y consérvalas en la nevera. Tómalas frías para que no se ablanden.

Puedes usar estas galletas para hacer un sandwich con helado vegano. Sólo necesitas cortarlas del tamaño que más te guste, preferiblemente grandes, y cuando estén frías y manejables, coloca una bola de helado sobre una de ellas. Cúbrela con otra y aplasta hasta que llegue a los bordes. Retira el sobrante y alisa los laterales. Vuelve a enfriar en el congelador unos minutos y listo para tomar. Esta galleta no se humedecerá y gracias al frío del helado se mantendrá firme.

Aunque no sean crujientes, son muy refrescantes, lo que las hace perfectas para consumir en verano. Además, no tendrás que encender el horno, y eso es algo que con el calor se agradece.

Autores: Iván Iglesias, Experto universitario en Nutrición y Dietética y Estela Nieto, Psicóloga, Master en psicopatología y salud, y especialista en psiconutrición | www.nutricionesencial.es

Bueno y Vegano, tu mensual 100% vegano
Bueno y Vegano Junio 2019

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here