“A pesar de que la cría de animales para obtener su piel es considerada inaceptable, la Comisión Europea pretende hoy legitimarla e incluso promoverla”

En los últimos años, la popularidad de las prendas de pieles de animales ha sufrido un importante descenso en todo el mundo debido a la creciente concienciación de la sociedad sobre el sufrimiento que su producción implica para los animales involucrados.

No al uso de las pieles de animales

A día de hoy, ocho Estados Miembro de la Unión Europea ya han prohibido totalmente la industria peletera y otros varios están considerando trabajar en el mismo sentido. Tal y como indican diversas encuestas, la mayor parte de los ciudadanos europeos la consideran inaceptable. Sin embargo, el pasado mes de noviembre, la Comisión Europea anunció que el Centro de Referencia de Bienestar Animal de la UE, que cubrirá el bienestar de aves y conejos, también se centrará en abordar la cría de animales por su piel. Una medida que pretende legitimar la industria peletera y que precisa que los ciudadanos de la Unión Europea nos opongamos.

Por esto, desde FAADA y ANDA hemos lanzado una petición en España que aspira recoger como mínimo 500.000 firmas en el marco de la campaña #FurFreeEU para protestar sobre los planes de la Comisión.

¿Cuál es el rol del Centro de Referencia europeo para animales utilizados para sus pieles?

La finalidad de este centro es proveer apoyo técnico y asistencia coordinada entre los países de la Unión Europea, así como llevar a cabo controles oficiales en el área de bienestar animal en granjas peleteras. En particular, el centro debería proveer experiencia científica y técnica, llevar a cabo estudios, y desarrollar métodos para evaluar el nivel de bienestar de los animales y estudiar cómo mejorarlo.

¿Por qué nos oponemos al establecimiento de un Centro de Referencia de la UE para animales de esta industria?

En un contexto en el que todos los Estados Miembros se mueven hacia la prohibición de esta cruel industria, incluir animales “peleteros” en el Centro de Referencia de la UE legitimaría la misma, y sería totalmente inefectivo para mejorar el bienestar de los animales, puesto que es imposible ofrecer condiciones mínimamente aceptables de vida a ejemplares de fauna salvaje criados en jaulas. Además, los fondos públicos serían usados para algo que la mayoría de los ciudadanos europeos consideran inaceptable, innecesario e inmoral.

¿Cómo viven los animales en las granjas peleteras?

Los animales utilizados para la industria peletera se encuentran en instalaciones de cría masiva e intensiva, hacinados en pequeñas jaulas metálicas sin ningún tipo de enriquecimiento ambiental y sin poder llevar a cabo sus comportamientos naturales. Los suelos de las jaulas son de rejilla para que los excrementos caigan directamente al suelo y faciliten su limpieza. Pero los pies de estos animales no están adaptados para apoyarse en un suelo de reja metálica, lo que les puede ocasionar lesiones y una constante sensación de inseguridad.

El agudo sentido del olfato de estos animales se ve afectado por el fuerte hedor de excrementos y orina. Las jaulas se ubican una al lado de la otra de manera que los animales pueden verse entre sí. Además, el hacinamiento intensivo imposibilita actividades naturales para los animales como correr, nadar, escalar, cavar o recorrer largas distancias.

Es imposible ofrecer condiciones mínimamente aceptables de vida a ejemplares de fauna salvaje criados en jaulas

A causa del aburrimiento, la frustración y la privación de un ambiente biológico y socialmente apropiado, estos animales suelen mostrar signos claros de estrés. Este se manifiesta llevando a cabo comportamientos estereotipados, es decir, repetitivos y obsesivos sin ninguna finalidad aparente. Pueden mostrar apatía, morderse la cola, morder los barrotes de la jaula, practicar canibalismo con otros animales, mostrar agresividad entre ellos, moverse de un lado a otro incesantemente, etc.

En la industria peletera se mata a los animales a los 7-10 meses de vida. Pero no en el caso de las hembras, que permanecen entre 4 y 5 años en las jaulas, siendo forzadas a tener más crías cada año.

En cuanto al sacrificio, los granjeros suelen utilizar los métodos de matanza más económicos, como la asfixia, la electrocución, el envenenamiento o los gases. Para la industria peletera lo importante es que la piel no se rompa, y estos métodos permiten matar a los animales sin causar daños en la piel. A los visones americanos se les suele matar retorciendo el cuello o bien con monóxido de carbono, por lo cual suelen morir lentamente y de forma dolorosa por asfixia. A los zorros se les suele electrocutar, introduciendo electrodos por vía bucal y anal.

¿Por qué no pueden ofrecerse condiciones mínimas de bienestar a animales salvajes criados para esta industria?

El informe SCAHAW sobre el Bienestar de los Animales Criados para la Producción de Pieles define la domesticación como “un proceso evolutivo cuya población de animales se adapta al hombre y al entorno captivo a través de cambios genéticos que se producen de generación en generación”.

Los visones y zorros de las granjas no son domesticados. Estos animales tienen miedo al hombre y fundamentalmente no son aptos para vivir en granjas. Los atributos asociados con la cría selectiva para fenotipos domésticos tienen impactos negativos en la calidad de la piel. Como indicado, el énfasis en las granjas peleteras siempre ha sido seleccionar características asociadas con el color del pelo, su calidad y el número de crías, prestando nula atención a las características comportamentales de los animales.

¿Qué Estados Miembros ya han prohibido las granjas peleteras?

Las granjas peleteras ya han sido prohibidas o están siendo gradualmente eliminadas en Austria, Reino Unido, Bélgica, Holanda, Luxemburgo, Eslovenia, República Checa y Croacia. Las propuestas legislativas para prohibir las granjas peleteras están siendo actualmente consideradas, o han sido anunciadas, en Polonia, Lituania y Estonia. Además de estas prohibiciones, otros Estados Miembros, como Alemania y Suecia, han adoptado regulaciones más estrictas que han eliminado la cría de todos los animales para pieles. Dinamarca y Holanda también lo han prohibido y están eliminando gradualmente la cría de zorros y visones respectivamente.

En resumen, la vida de los animales salvajes en las granjas peleteras es un infierno y ningún control de bienestar puede mejorarla. ¿Por qué? Porque en estos centros los animales se ven obligados a vivir en condiciones que son la antítesis de sus necesidades naturales y ambientales.

La vida de los animales salvajes en las granjas peleteras es un infierno y ningún control de bienestar puede mejorarla

No al uso de las pieles de animalesEl Centro de Referencia de la UE representa un “sello de aprobación” del inaceptable e innecesario sufrimiento de millones de animales salvajes. No debemos permitir que nuestro dinero se gaste en algo que legitime e incluso promueva una industria tan cruel.

Desde FAADA y ANDA queremos que la Comisión retire a los “animales de peletería” de las competencias del nuevo Centro de Referencia de la UE. Tenemos sólo unos meses para conseguirlo y para entregar 500.000 firmas al Comisario Andriukaitis y los institutos de investigación implicados.

Aún estamos lejos del objetivo, así que animamos a todas las personas que lean este artículo a entrar en www.faada.org y a firmar la petición o a hacerlo directamente aquí: bit.ly/2K56A8M 

¡Queremos las pieles fuera de la Unión Europea!

Para más información visite www.faada.org

faadaAutora: Carla Cornella, presidenta de FAADA

Bueno y Vegano, tu mensual 100% vegano
Bueno y Vegano Junio 2019

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here