Madrid es un lujo para los veganos: la capital española tiene una amplia y variada oferta capaz de satisfacer todo tipo de paladares veganos. Si el tuyo es de los exigentes, no puedes perderte Levél Veggie Bistro.

Levél Veggie Bistro, excelente alta cocina vegana

“Abrimos hace dos años y medio el restaurante y es nuestra forma personal de hacer activismo ya que mucha gente no se plantea ser vegetariano o vegano porque piensa ¿Qué voy a comer entonces?  Queríamos mostrar que la comida vegana puede ser sabrosa y divertida”, explican a Bueno y Vegano los propietarios del restaurante, Júlia Török (jefa de cocina) y Fabrizio Gatta (jefe de sala).

Llegué a Atocha y lo primero que hice fue ir a comer al Levél Veggie Bistro, atraída por su oferta y sus buenas críticas. Crucé el Parque del Retiro con maleta en mano y llegué puntual a mi reserva. Para retomar fuerzas, pedí un zumo cold press de remolacha, naranja, cardamomo y zanahoria.

La carta ofrece platos de sabores internacionales muy elaborados. Todo es sin gluten a excepción de la hamburguesa, y hay una parte crudivegana (platos que no superan los 41 grados durante su preparación). Mientras me decidía -¡qué duro!-, el excelente personal me trajo una crema de anacardos con un toque de remolacha y limón, y crudités de zanahoria, y me ayudó a elegir.

Todos los platos son especiales. Y así te los presentan los camareros: describen su composición, ingredientes, elaboración, sabores… Empecé con las brochetas de champiñón marinadas en tamari y aceite de oliva virgen extra, «asadas» a 41°C durante dos horas y rellenas con pesto genovese (albahaca, ajo y aceite) suavizado con pistachos de Bronte. Iban acompañados de calabacín, pimiento, tomates y cebolla. Cada champiñón tenía un sabor muy potente y era una auténtica delicia.

Champiñones rellenos

De segundo, pedí el papillot de setas que, junto con la lasagna crudivegana, es uno de los platos estrella. “Sorprende mucho a los comensales y recibimos muy buen feedback”, dicen Török y Gatta. Se trata de setas frescas variadas (Boletus Edulis, Eryngii, Shiitake y Portobello) hechas al horno en papillot con una salsa cremosa, estragón y un toque de Pernod, acompañadas de arroz basmati, arroz salvaje, que le da un toque crujiente, y piñones. Simplemente sublime, especialmente las setas y la salsa.

Con tal espectáculo, no podía irme del restaurante sin probar los postres, que son todos crudiveganos y sin azúcar (solo usan sirope de agave, dátiles o uvas pasas para endulzar). Y aunque me gustaban todos, opté finalmente por los besos de fresa: finas láminas de fresa ecológica deshidratada rellenas de crema de macadamia a la vainilla con trocitos de plátano servido sobre una base de salsa de chocolate. Sabrosas y sanas.

Besos de fresa

Levél Veggie Bistro ofrece una experiencia vegana única que te permite disfrutar del momento. Cada bocado te hace feliz. “Queremos que cada comensal encuentre en Levél un espacio de desconexión de la gran ciudad y un espacio de conexión con los sentidos, mientras disfruta de nuevos sabores”, detallan Török y Gatta. Y de Levél al cielo.

  • Nombre y dirección:  Levél Veggie Bistro, Av. De Menéndez Pelayo, 61 (Madrid)
  • Carta: Gran oferta de entrantes, principales y postres. Todos veganos o crudiveganos.
  • Servicio: Excelente.
  • Cocina / Ingredientes: Versiones veganas de la gastronomía internacional. En su mayoría, emplean productos ecológicos y de gran calidad, y no utilizan alimentos procesados. Respetan el producto y sus procesos de elaboración.
  • Sala: Espaciosa, bien decorada y ambiente agradable.
  • Calidad/Precio: Muy buena.

Autora: Cristina Fernández, Periodista & Blogger | https://viajesveganos.com/

Bueno y Vegano, tu mensual 100% vegano
Bueno y Vegano Mayo 2019

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here