Existen motivos más que suficientes para ser veganos. Sin embargo, no podemos ofrecer solamente discursos y opciones para los convencidos. Cada día somos más, cierto, pero todavía somos una minoría.

lunes sin carne

Durante el tiempo que transcurre al leer este artículo miles de animales son matados en mataderos de todo el Mundo… debemos tener clara una premisa, la humanidad no abolirá la esclavitud animal de la noche a la mañana. La Revolución Verde será un proceso gradual, lento, como todos los procesos revolucionarios que han tenido lugar a lo largo de la Historia para abolir las explotaciones sustentadas en violencia socialmente estructurada. No todo el mundo quiere evolucionar.

El especismo se ha consolidado socialmente debido a los grandes beneficios monetarios que genera, el negocio de los productos de origen animal tiene un gran potencial mercantil, pero en realidad no aporta beneficios a nadie, destruye nuestro Planeta, nuestra salud y se cometen un sinfín de atrocidades contra los animales no humanos y humanos, pues ningún ser humano merece un trabajo tan demoledor.

El especismo se ha consolidado socialmente debido a los grandes beneficios monetarios que genera

Entre las iniciativas para promover la conciencia vegana, en 2003, en Estados Unidos surgió la idea del “Lunes Sin Carne” es decir, promover que al menos un día a la semana se dejara de comer carne.

El “Lunes sin carne” comenzó como un proyecto de la escuela de salud pública Johns HopkinsBloomberg, para intentar reducir en un 15% el consumo de grasas saturadas en la dieta de los norteamericanos. La comida de un día equivale al 15% del total consumido durante la semana, por lo tanto, un día sin carne podría ser la equivalencia en la reducción de un 15% de las grasas saturadas que se consumen en una semana. El mayor porcentaje de grasas saturadas en la dieta humana procede de los productos de origen animal, si una persona se abstiene de comer carne un día a la semana, puede lograr este objetivo.

¿Por qué los lunes? Al ser el primer día, organizamos el resto de días de la semana. Es un día en el que generalmente nos detenemos a pensar nuestras opciones para los siguientes días y es cuando establecemos los propósitos semanales. Si empezamos con una dieta más sana y sin crueldad animal, es más probable que continuemos así el resto de la semana.

La principal motivación de los lunes sin carne era inicialmente mejorar la salud de las personas, pero, como sabemos, existen más motivos por los cuales deberíamos instar al conjunto general de la sociedad a (por lo menos) reducir el consumo de carne y de productos de origen animal.

Aunque nos pueda parecer una estrategia comercial e incluso un tanto frívola, la iniciativa puede generar sus frutos a largo plazo

Si, por ejemplo, los comedores escolares de todo el país tan siquiera un solo día a la semana dejaran de servir carne y ofrecieran alternativas vegetales en su lugar, el trabajo pedagógico que estarían realizando tendría un gran valor, pues muchas personas desconocen la gastronomía vegana, pues ni tan siquiera conocen las posibilidades que nos brindan las proteínas vegetales. Por ello, tenemos que empezar a normalizar los menús veganos en los comedores públicos y quizá inventos como el lunes sin carne nos pueden ser útiles.

Cada día somos más, cierto, pero todavía somos una minoría

Yo, personalmente, nunca me acuerdo que el lunes debe ser el día sin carne, porque para mí cada día y para siempre, es y será un día vegano, pero no debemos olvidar que todavía nos queda mucho camino por recorrer y educar a la sociedad para hacer que este mundo sea un lugar más justo para los no humanos.

Autor: Helena Escoda Casas, Activista por los derechos de los Animales

Bueno y Vegano, tu mensual 100% vegano
Publicado en Bueno y Vegano Enero 2019

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here