Este Espumoso Dorado de Cúrcuma es un auténtico aliado para las épocas de frío por su sabor dulce y poder reconfortante, ideal para tomar a las mañanas o medias tardes.

Espumoso dorado de cúrcuma recetas vegenas

Su efecto dorado no lo produce un aditivo químico artificial sino la cúrcuma, una raíz de alto poder depurativo, antioxidante y sobre todo anti-inflamatorio. Al igual que la canela, posee también una función estabilizadora de los niveles de azúcar en sangre, todo ello gracias a su pigmento llamado curcumina.

No obstante, para que nosotros podamos asimilar bien sus propiedades, es recomendable acompañarla de una pizca de pimienta negra molida, junto con una fuente lipídica, como es en éste caso, la bebida de Macadamia, rica en ácidos grasos omega 3 que cuidan a su vez, de nuestro sistema nervioso y cardiovascular. También llamada nuez de Australia, la nuez de Macadamia es de sabor inconfundible y de textura cremosa, ideal para hacer de este Espumoso, una bebida untuosa y placentera además de aportarnos su riqueza en proteína vegetal, fibra, fósforo, calcio, magnesio y potasio.

No lleva colorantes, lactosa, gluten, ni tampoco azúcares dañinos. Una joya para toda la familia

El jengibre es otra raíz antioxidante, ideal en ésta época del año porque ayuda a combatir resfriados, gripe y dolores de garganta gracias al gingerol, uno de sus aceites esenciales más  valiosos por su poder antiséptico y anti-inflamatorio. Tiene un sabor ligeramente picante, por eso se emplea en pequeñas cantidades y mejora nuestra capacidad enzimática y digestiva.

En definitiva, esta bebida además de deliciosa, es fácil de preparar, regula de manera natural los niveles de colesterol, potencia la memoria y es anti-cáncer.

Ingredientes (para dos personas)

  • 1,5 raíz de cúrcuma fresca
  • 1 dedal de jengibre fresco
  • 2 tazas de leche de macadamia
  • pizca pimienta negra en polvo
  • 1 c. postre canela en polvo

Elaboración

  1. Pelar y rallar el jengibre y la cúrcuma.
  2. Calentar a fuego lento en un cazo la leche de macadamia con la mezcla de jengibre y cúrcuma rallados.
  3. Remover y añadir la pimienta negra.
  4. Tras 5 minutos, apagar y colar las raíces ralladas (reservarlas en nevera).
  5. Servir la mitad en tazas y la otra mitad en una tetera de presión. Subid y bajad el filtro de la tetera hasta que se forme cantidad suficiente de espuma.
  6. Añadir la cantidad de espuma en cada taza al gusto.
  7. Espolvorear por encima la canela en polvo.
  8. Opcional, para endulzar: 1 c. postre de sirope de coco

¡A disfrutar!

Autora: Mareva Gillioz, Dietista y Coach nutricional, especializada en Naturopatía. Certificada en cocina crudivegana por Matthew Kenney Culinary Institute
Fuente: Bio Eco Actual Diciembre 2016

Bueno y Vegano, tu mensual 100% vegano
Publicado en Bueno y Vegano Octubre 2018

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bueno y Vegano gratis cada mes en tu correo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí