¡Tenemos que echarle una mano al planeta! Esto es una realidad indiscutible que muchos expertos y profesionales nos reclaman cada día a través de diferentes medios de comunicación. Por comentar algunos datos al respecto, según la plataforma Proveg España, a partir del 12 de mayo de 2023 ya estuvimos en deuda ecológica con la Tierra. Esto significa que, desde ese momento ya estuvimos utilizando recursos naturales que pertenecen a generaciones futuras.

Tofu marinado al horno con hierbas y especias

Y puede que te estés preguntando cómo y por qué el tipo de patrón alimentario que decidimos tener puede contribuir a esto. Pues porque un sistema alimentario basado en animales es uno de los grandes consumidores de recursos naturales (agua, uso de tierra, producción de gases de efecto invernadero, etc.); y por tanto, elegir una alimentación más vegetal podría retrasar poco a poco el día de la deuda ecológica.

Así que, si te interesa el tema y quieres empezar en casa a aplicar pequeños cambios, te dejo aquí algunos consejos súper prácticos.

Legumbres como opción proteica

Muchas personas quieren reducir el consumo de alimentos de origen animal pero les preocupa no saber aportar correctamente sus necesidades proteicas. Hay que dejar claro que, a pesar de que la proteína de origen animal tiene esa fama de ser «mejor», en el reino vegetal, encontramos fuentes proteicas que contienen la misma calidad que las de origen animal. Esto significa que, nos pueden aportar igualmente todos los aminoácidos esenciales. Por tanto, ante un plato donde hasta ahora incluías carne, puedes cambiar esta fuente proteica por legumbres o derivados (como el tofu o tempeh por ejemplo), para aportar este macronutriente de forma adecuada y saludable.

Compra local, de temporada y de forma consciente

Priorizar el consumo de alimentos de temporada y local, además de fomentar el comercio de tu zona, hará que tu alimentación sea más sostenible. Si eres de los que hace toda su compra semanal en una gran superficie, ¡no te preocupes! Aquí también lo puedes hacer. Solamente tienes que fijarte en el origen del alimento en su etiqueta o cartel. ¡Ojo! No te confundas, no es lo mismo qué empresa lo ha distribuido que el punto de partida del alimento.

Elegir una alimentación más vegetal podría retrasar poco a poco el día de la deuda ecológica

Reducir el desperdicio alimentario

Cada año se desperdician toneladas de alimentos y por tanto, también se están desperdiciando todos los recursos que se han utilizado en su producción (agua, energía, dinero, etc.). Y, por ende, esto también produce CO2 adicional en los vertederos por la propia descomposición que estos alimentos generan. ¿Qué puedes hacer para reducir el desperdicio alimentario?

  • Almacenar correctamente los alimentos. Esto se aplica a cualquier tipo de producto. Los alimentos, tanto en la nevera como en el congelador, deben tener un almacenaje en concreto y seguro que, si no lo hacemos, aceleraremos su proceso de descomposición.
  • No es lo mismo fecha de consumo preferente que fecha de caducidad. Un alimento con fecha de consumo preferente se puede consumir una vez pasada la fecha y siempre y cuando, a simple vista, se vea bien.
  • El batchcooking puede ser un arma de doble filo si no se aplica correctamente. Cocinar todo lo que necesitas a lo largo de la semana está genial si se hace con sentido y orden. ¿Por qué? Porque si no has planificado correctamente, puede que te acabe sobrando comida al final de la semana y, por tanto, tengas que acabar tirándola. Por eso en consulta, yo siempre recomiendo que, si a los 3 días aproximadamente de haber cocinado algo, no lo has utilizado o no tienes previsto hacerlo al día siguiente, lo mejor es que lo congeles para otro día.
  • Antes de ir a hacer la compra, revisa lo que tienes en casa (nevera, congelador y despensa), y prioriza su consumo antes de comprar más materias primas. En esto, tener una lista de la compra por grupos de alimentos, puede ser una herramienta súper útil.

En mi libro PlanificaVeg, vas a poder encontrar muchísimos más consejos prácticos y plantillas con las que poder contribuir a ayudar al planeta mediante una alimentación más vegetal, saludable y sostenible. Lo puedes encontrar en grandes plataformas como Amazon, Fnac, El Corte Inglés, La Casa del Libro… pero también puedes ir a buscarlo y pedirlo en tu librería de confianza. Si te animas a comprarlo, me puedes enviar una foto a mi perfil de Instagram patriortega_nutricion. ¡Me encantará verlo en vuestras casas!

Autora: Patricia Ortega Moreno. Dietista-nutricionista especializada en alimentación vegetariana y vegana, patología digestiva y educación alimentaria con más de 9 años de experiencia en consulta.

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bueno y Vegano gratis cada mes en tu correo

Bueno y Vegano, tu mensual 100% vegano
Bueno y Vegano Abril 2024