Los lácteos, sobre todo el queso, suelen ser los últimos alimentos que se dejan cuando se adopta una alimentación vegana. Afortunadamente, ya existen muchas opciones de queso vegano. Quesos que se asemejan en sabor, en textura y en apariencia, pero que proceden únicamente de ingredientes vegetales. Así, podemos encontrar queso azul, camembert, brie, parmesano y muchos otros tipos de quesos que nos permiten seguir disfrutando de su sabor, elaborar un extenso recetario libre de sufrimiento animal, además de mejorar nuestra salud y prevenir ciertas enfermedades.

queso vegano
123rfLimited©alfazetchronicles

¿Qué es el queso vegano?

El queso vegano es un queso 100% elaborado con productos vegetales, estos son derivados de la soja, como tofu; leche o yogurt de soja; de coco; frutos secos, como almendras y anacardos; o semillas.

Según su ingrediente principal, también podemos observar diferentes tipos de quesos. Por ejemplo, los elaborados con derivados de la soja tienen aspecto de queso fresco y poseen un alto valor proteico. Los que tienen una base de almidón y coco, con harina de arroz, tapioca o patata, son quesos más aceitosos. Sin embargo, los que se han fabricado a partir de frutos secos, como la almendra o el anacardo, son los más firmes y con textura más curada, además de ser muy saludables.

También debemos distinguir entre los quesos veganos certificados ecológicos industriales, que tienen una caducidad media, y los quesos artesanos con una caducidad de un máximo de 30 días.

Lácteos y cáncer

Antes de explorar el queso vegano, hablemos sobre el queso lácteo y por qué es una buena idea, también en términos de salud, el pasarse a una alternativa sin lácteos. Muchos estudios científicos en la última década se han centrado en el consumo de lácteos relacionado con el cáncer, la diabetes tipo 2 y varias otras enfermedades. La alarma saltó en 2004 cuando se publicó un estudio del bioquímico nutricional, Colin Campbell, «The China Project». En este estudio se brindaron revelaciones impactantes basadas en más de dos décadas de investigación que mostraron que la caseína, una proteína presente en los productos lácteos animales, aumenta el crecimiento de las células cancerígenas.

Además, otro estudio publicado por el Instituto Nacional del Cáncer (EEUU) encontró que las mujeres que comían una mayor cantidad de lácteos tenían un 53% más de riesgo de padecer cáncer de mama debido a que los lácteos contienen hormonas del crecimiento, que se ha demostrado que es un factor en los cánceres provocados por hormonas.

Más allá de estas revelaciones probadas por la ciencia, una gran parte de la población es sensible a la lactosa y sufre molestias en el tracto intestinal después de consumir productos lácteos. Por tanto, estas personas experimentan una mejor digestión y una sensación general de mejor salud intestinal al eliminar el queso de su dieta.

¿Por qué debemos optar por el queso veggie?

Primeramente, para no ser cómplices de una industria que mantiene en la explotación severa a millones de animales. Después, porque los quesos veganos están fabricados con soja, cereales, semillas, frutas o frutos secos, por tanto, contienen todos los nutrientes, vitaminas y minerales de estas materias primas. Además, muchos de estos quesos están fortificados con nutrientes esenciales como B12 y vitamina D de origen vegetal, lo que garantiza que sean aún más nutritivos.

Los ingredientes más comunes del queso vegano son las nueces, la soja, la proteína vegetal y las semillas, cuatro alimentos muy saludables. De hecho, un estudio publicado en el Progress in Cardiovascular Diseases Journal encontró que las dietas vegetales mejoran la presión arterial y reducen el colesterol. Por esto mismo, los quesos veggie representan la mejor elección ante enfermedades como la diabetes, cáncer o problemas cardíacos, entre otros.

¿Por qué no se puede etiquetar como queso?

Popularmente los conocemos como ‘quesos veganos’, pero si vamos a un comercio no veremos ningún producto etiquetado con este nombre. La razón es que la legislación de la Unión Europea prohíbe desde 2017 las denominaciones comerciales de productos como «leche de soja» o «mantequilla vegana», y cualquier otro alimento vegetal que haga referencia a los lácteos. Además, la enmienda 171 aprobada en 2021 por el Parlamento Europeo prohíbe también cualquier uso directo o indirecto de la denominación «leche» o «queso» en los productos fabricados exclusivamente con vegetales, por la presión que ejercen los lobbies de la industria láctea.

Autora: Neus Palou, Periodista especializada en medio ambiente.

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bueno y Vegano gratis cada mes en tu correo

Bueno y Vegano, tu mensual 100% vegano
Bueno y Vegano Diciembre 2023