Añadiendo algunos alimentos en tu día a día puedes fortalecer el pelo y ayudar a frenar su caída, cuidándolo desde dentro y mejorando su aspecto, salud y vitalidad.

El hecho que en todas las sociedades y culturas el cabello se haya considerado atributo de salud y belleza, explica su importancia psicológica y social. Es por ello que los cambios fisiológicos y patológicos del cabello, tanto en hombres como en mujeres, acostumbren a ser motivo de preocupación.

Mantener una alimentación equilibrada contribuye a mantener una buena salud del cabello, aportando alimentos de calidad y variados, abundante en frutas frescas y verduras ricas en antioxidantes. A continuación repasaremos las familias de alimentos que más nos pueden ayudar, entre las que se encuentran algas, ajo, cebolla, junto con cereales y granos integrales, especialmente la quínoa, mijo y avena sin gluten. Por otro lado, como veremos a continuación, también son muy beneficiosas las legumbres como guisantes, judías verdes, así como germinados, frutos secos y semillas oleaginosas.

Qué comer para fortalecer mi cabello

Frutas, hortalizas y verduras frescas

Ricas en antioxidantes, las frutas, hortalizas y verduras frescas, como per ejemplo la zanahoria, serán un buen aporte de vitaminas. En el caso de la zanahoria contiene provitamina A, que estimula la producción de sebo en el cuero cabelludo y evita que se sequen las glándulas sebáceas. También destacamos especialmente las naranjas, los kiwis, las fresas o el tomate, ricos todos en vitamina C, un micronutriente que resulta imprescindible para la producción de colágeno, proteína que, junto con la queratina, también forma parte del cabello. Su deficiencia frena el crecimiento y hace que se debilite.

Descubre las algas

El yodo presente en las algas ayuda a controlar la caída del cabello y a mantenerlo sano.B ajas en calorías y ricas en ácidos grasos omega 3, vitaminas C, A, B1, proteínas y minerales tan importantes como el calcio, potasio, magnesio, hierro las algas wakame o kombu son muy interesantes a nivel nutricional… Eso sí, ¡cuidado con un exceso de consumo! El consumo de yodo diario recomendado en la población es de unos 150 microgramos, y un gramo de algas wakame excedería en varias veces dicho límite.

Cereales y granos integrales

Los cereales integrales contienen Vitamina B5 e inositol, un nutriente que evita la caída del cabello y previene la calvicie. La ingesta diaria de estos cereales es fundamental para que nuestro cabello se mantenga fuerte y luzca un aspecto saludable. La quínoa, el mijo y la avena sin gluten son buenos aliados para dar elasticidad y firmeza al cabello.

Legumbres

Guisantes, judías verdes, así como germinados, frutos secos y semillas oleaginosas deben consumirse al menos dos veces a la semana. Aportan proteínas, hierro, zinc y biotina, esta última imprescindible para fortalecer el pelo (en concreto de los folículos pilosos) y para reparar los cabellos debilitados.

Como vemos, y tal y como explica en detalle el Instituto Médico Dermatológico Instituto Médico Dermatológico, hay vitaminas que ayudan a estimular el crecimiento del cabello. Además, aparte de llevar a cabo una buena alimentación, existen complementos alimenticios que pueden ayudarnos a obtener estos nutrientes, y que pueden ser un refuerzo a nuestra alimentación.

Aliados para la salud del cabello

  • Vitamina E: interviene en la reducción de los radicales libres. Junto con el Selenio, protege contra las mutaciones celulares.
  • Cobre: necesario para mantener la pigmentación en nuestro cabello además de una piel sana.
  • Azufre: favorece igualmente la pigmentación y depura el hígado.
  • Silicio: resulta fundamental en la biosíntesis del colágeno, de modo que su carencia produce estrías por pérdida de elasticidad de los tejidos y envejecimiento prematuro.
  • Hierro: es un mineral indispensable en la producción de la hemoglobina, gracias a la cual el tejido tiene buen color.
  • Zinc: es un mineral que puede ser eficaz en determinados casos de alopecias, participa junto a la vitamina A en la regeneración del tejido cutáneo, en la síntesis del colágeno y la elastina, componentes importantes de uñas y cabello.
  • L-cistina, metionina, y complejo B: aminoácidos y vitaminas necesarios para el metabolismo folicular y la formación de queratina (componente principal de las capas del cabello y uñas.
  • Omega 3 y 6: ácidos grasos esenciales que devuelven brillo y vitalidad a los cabellos secos, así como uñas quebradizas, actúan como antiinflamatorios naturales.

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bueno y Vegano gratis cada mes en tu correo

Bueno y Vegano, tu mensual 100% vegano
Bueno y Vegano Julio 2022

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí