Upfield, la compañía de alimentación plant-based más grande del mundo, que cuenta con marcas como Tulipán, Flora, ProActiv o Violife, ha presentado su Informe de Sostenibilidad 2021, en el que avanza sus logros y reivindica los potenciales beneficios de la transición hacia un modelo de alimentación más vegetal.

Lácteos: ni esenciales ni tan siquiera beneficiosos

Según distintos estudios, cerca del 23% de las emisiones mundiales de GEI provienen de la agricultura, la ganadería y de la tierra y los bosques necesarios para criarlos1. En este contexto, Upfield ha querido poner de manifiesto en su informe el menor impacto en carbono y metano de sus variedades plant-based frente a sus equivalentes lácteos. Concretamente, tras analizar el ciclo de vida de sus productos, la compañía afirma que sus margarinas vegetales generan de media un 70% menos, sus cremas un 50% menos y sus alternativas veganas al queso un 74% menos. Unos indicadores de gran relevancia, ya que estas tres categorías suman el 95% del total de su portfolio. Además, basándose en su volumen de ventas globales, Upfield estima que un cambio potencial del consumo de variedades lácteas por sus equivalentes plant-based, podría suponer un ahorro colectivo de 6 millones de toneladas de emisiones de CO2 al año, casi el doble que su propia huella de carbono.

Innovación al servicio del impulso de un modelo plant-based

Upfield continúa avanzando en su estrategia de impulsar un modelo de alimentación vegetal, más natural y consciente. En línea con ello, la compañía centra su innovación en el desarrollo de nuevos productos que hagan de las alternativas plant-based una opción más asequible y sabrosa que las lácteas, para lo que el año pasado intensificó el lanzamiento de productos sin aceite de palma y con ingredientes 100% naturales. De hecho, se encuentra muy cerca de cumplir los objetivos que se fijó a 2025 de contar con un portfolio 100% plant-based y con un 100% de ingredientes naturales para ese año. A cierre de 2021, el 99% de su portfolio ya era plant-based y libre de lácteos, mientras que el 97% de los ingredientes comprados a sus proveedores fueron naturales. Además, a diferencia de sus equivalentes lácteas, los productos están libres de grasas trans.

Acción climática por un planeta mejor

Upfield se ha fijado la meta de alcanzar la neutralidad en carbono en 2030 y reducir un 25% sus emisiones de alcance 1, 2 y 3. Unos objetivos hacia los que avanza de forma decidida. En 2021, su huella de carbono combinada fue de 3.075 kt de toneladas de CO2. La reducción del uso de gas natural supuso una reducción del 14% en las emisiones de Alcance 1, del 10% en las de Alcance 2 y del 9% en las de Alcance 3. Los ingredientes de tipo lácteo, que suponen tan solo el 1% del total, representaron el 7% de su huella de carbono en 2021 y el 51% de sus emisiones de metano.

La reducción del plástico es otra de sus vías de actuación en materia climática y solo en 2021 evitó el uso de 6.000 toneladas de este material, como parte de su camino hacia el compromiso de reducir el 95% de los envases de plástico para 2030. Actualmente está presente en el 47% del volumen total de los envases de Upfield.

EL ecodiseño es otra de sus líneas de trabajo para maximizar la reciclabilidad de sus envases y avanzar hacia su ambición de que el 100% de sus envases sean reciclables, reutilizables y compostables en 2030. A finales de 2021, el 94% lo eran. Además, cuenta con un programa de abastecimiento responsable que incluye políticas específicas para ingredientes de alto riesgo (aceite de palma, soja, pasta y papel coco y karité). Como resultado, Upfield ha logrado ya el 100% de abastecimiento responsable de palma, papel y soja, incluido el aceite de palma.

Por último, en el ámbito de la transparencia, la compañía superó el año pasado su objetivo de introducir mensajes sobre la huella de carbono de sus productos en 100 millones de unidades en 2021 y lo ha ampliado hasta los 500 millones en 2030.

Promoción de un estilo de vida más saludable

La salud y la calidad son dos prioridades estratégicas de Upfield, que pone su foco en el desarrollo de productos que promuevan una mejor salud de la población. Tanto es así que en 2021 más de 1.000 millones de euros de sus ventas provinieron de productos que incluían argumentos nutricionales o promovían beneficios para la salud, como un contenido bajo en calorías, o el refuerzo de vitaminas, calcio, omega 3 y 6, o esteroles vegetales. Estos últimos, presentes de manera natural en los aceites vegetales, frutas y verduras, contribuyen a reducir los niveles de colesterol LDL (malo). Su marca ProActiv es líder en el ámbito de la salud del corazón.

Trabajo con las comunidades

En línea con su propósito de promover un sistema de alimentación plant-based más saludable, asequible y sostenible, Upfield trabaja estrechamente con las comunidades en las que está presente, así como con todos los eslabones de su cadena de suministro y sus propios empleados. En 2021 la compañía puso en marcha su política de Diversidad e Inclusión e implementó numerosas medidas orientadas a reducir posibles sesgos en sus procesos de contratación.

Asimismo, a finales de 2021 lanzó su plataforma ProPlantChefs, que llega a 2,9 millones de personas en 25 países, con recetas de cocina basadas en plantas e inspiración.

1 IPCC, Special Report on Climate Change, Desertification, Land

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bueno y Vegano gratis cada mes en tu correo

Bueno y Vegano, tu mensual 100% vegano
Bueno y Vegano Junio 2022

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí