Para las personas que evitan beber durante la comida, una buena tisana a media tarde es un excelente recurso, en vez de las bebidas demasiado frías. Una buena tisana se prepara en un instante y, según el momento, hasta podemos preferirla al agua o la mayoría de zumos.

tisanas
123rf Limited©robertprzybysz

Para los amantes de las plantas medicinales

…Y para todo el mundo. Calentitas en invierno o refrescantes en verano, en infusión o en decocción, con plantas aromáticas o con plantas medicinales, acompañados de los amigos o con la presencia de una música agradable. Una buena tisana siempre es un placer que armoniza aquellos espacios de tiempo en que compartimos sensaciones, opiniones y experiencias.

Son tiempos en los que muchas personas se vuelven perezosas hasta para preparar un zumo de naranja; por eso la llegada de las tisanas en bolsitas ha significado la recuperación de una serie de excelentes recetas con sabores para todos los gustos. Incluso, para las personas a las que los excitantes no les sientan demasiado bien, ofrecen el recurso de elegir té verde matcha, o un «chai verde» –con sólo un 20% de té verde– lo cual permite disfrutar perfectamente de una buena bebida a media tarde, sin que luego surjan problemas con el sueño.

Recetas de tisanas

Vale la pena recuperar la visita a los herbolarios y el respeto por su tarea, así como la posibilidad de recolectar las plantas nosotros mismos –si las conocemos bien–. Eso nos acercará a un mayor conocimiento y cuidado de la naturaleza. Disponer en casa de unas cuantas plantas medicinales, bien guardadas en tarros de cristal, puede convertir la preparación de las recetas en un verdadero divertimento, gozo y deleite para los sentidos.

Hoy hemos elegido algunas recetas de tisanas con plantas aromáticas o medicinales que son tonificantes, energéticas y suavemente estimulantes. En general se pueden beber en cualquier momento.

Infusión de melisa y menta

  • 1 cucharadita de melisa o toronjil
  • ½ cucharadita de hojas de menta
  • ½ cucharadita de poleo
  • 1 taza de agua

Deja hervir el agua, apaga el fuego y añádele enseguida los ingredientes. Infusión de 3-5 min. Cuélalo filtrándolo con una gasa, presionando un poco.

Una buena tisana siempre es un placer que armoniza aquellos espacios de tiempo en que compartimos sensaciones, opiniones y experiencias

Infusión de primavera

  • 1 cucharada sopera de flores y hojas de primavera (Primula veris)
  • 1 corteza de un limón
  • 1 zumo de un limón bio (imprescindible sin ceras en la piel)
  • ½ litro de agua

Echa las flores y hojas de primavera en medio litro de agua hirviendo, apaga el fuego y deja enfriar el agua por completo. Una vez fría, añádele el zumo y la corteza de limón cortada a trocitos. Déjalo macerar durante doce a veinticuatro horas, colocando el recipiente en el frigorífico. Esta vez podemos servirlo con un terrón de azúcar candi previamente restregado en la cáscara de un limón bien lavado.

Decocción de angélica, melisa y canela

  • 20 g de angélica
  • 10 hojas de melisa (toronjil) fresca
  • 1 canela en rama
  • 1 pizca de raspaduras de nuez moscada
  • 1 clavo de olor
  • la corteza de ½ limón bio
  • 1 litro de agua

Una vez hierva el agua sumerge todos los ingredientes, excepto el toronjil, bien cortados en trocitos muy finos. Continúa la ebullición durante unos cinco minutos. Apaga el fuego y añádele las hojas de toronjil y un poco de miel. Tapa el recipiente y déjalo en reposo durante media hora. Filtra la decocción con una gasa e introdúcela en la nevera. Si lo deseas puedes añadir unas gotas de zumo de limón por encima antes de servirla.

tisanas
123rf Limited©patrickhastings. Infusión de menta

Leche vegetal anisada

  • ½ cucharadita de semillas de anís
  • ½ litro de bebida vegetal

Pon la leche vegetal a calentar y cuando empiece a hervir añádele las semillas de anís y reduce el fuego. Deja las semillas en decocción durante unos diez minutos. Filtra y endulza con un poco sirope de agave. Conserva esta tisana en la nevera hasta que esté fresca antes de consumirla. Esta decocción calma la sed y es sumamente refrescante.

Tisana de naranja y limón

  • 1 cucharadita de corteza seca de naranja de cultivo ecológico
  • 1 cucharadita de corteza seca de limón bio
  • 2 clavos de olor el zumo de una naranja
  • ½ litro de agua

Deja hervir el agua, aparta del fuego y añádele inmediatamente la corteza seca de naranja y la de limón, y los clavos. Deja estos ingredientes en infusión durante unos veinte minutos, tras los cuales puedes añadir el zumo de naranja.

Vale la pena recuperar la visita a los herbolarios y el respeto por su tarea, así como la posibilidad de recolectar las plantas nosotros mismos –si las conocemos bien–

Infusión de menta (para personas sin insomnio)

  • 5 hojas de menta
  • 3 pétalos de rosa
  • 2 pizcas de té negro
  • 1 taza de agua

Calienta el agua justo hasta antes de hervir, y viértela en una tetera de loza en la que has puesto los ingredientes. Tápala y déjala en reposo tres minutos, luego sírvela a través de un colador. Si tienes la seguridad de que el rosal no ha sido tratado con productos químicos, puedes darte el placer de comerte los pétalos.

La menta tiene un efecto estimulante de las funciones hepática y digestiva. Es ideal en casos de dolor de cabeza, digestiones lentas, meteorismo y dolores espasmódicos del tracto digestivo. También alivia los resfriados, la bronquitis y la sinusitis. Esta receta contiene té negro, cuya teofilina (cafeína) es excitante.

Angélica: del licor a la tisana

La angélica (Angelica archangelica) es una preciosa planta de la familia de las umbelíferas (del latín umbella –parasol– y ferre –llevar–, por disponer sus flores en forma de paraguas), que recibe este nombre por las virtudes terapéuticas de la planta y el olor aromático, principalmente de la raíz, cuyo cocimiento suele usarse como tónico y carminativo.

Tanto la raíz como los frutos de la angélica han sido usados tradicionalmente para elaborar licores de hierbas, similares al chartreuse. Dichas fórmulas caseras solían contener manzanilla, cilantro, raíz y frutos de angélica, hisopo, menta, melisa, anís en grano, canela en rama y clavo, más el azúcar y el alcohol correspondiente. Es una mezcla sumamente aromática y no tiene por qué ser preparada en forma de licor. Tú mismo puedes experimentar con esa serie de plantas aromáticas, entre cuyas principales virtudes aparecen las tónicas, digestivas y carminativas.

Autor: Jaume Rosselló, Editor especializado en salud y alimentación

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bueno y Vegano gratis cada mes en tu correo

Bueno y Vegano, tu mensual 100% vegano
Bueno y Vegano Mayo 2022

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí