El cáñamo, conocido popularmente como marihuana (Cannabis sativa), es una especie vegetal herbácea relativa a la familia Cannabaceae, originaria de los valles del Himalaya.

Cáñamo: usos y propiedades

¿Qué es realmente el cáñamo?

Constituye una especie muy variable con diversas subespecies dioicas, lo cual significa que existen ejemplares macho y ejemplares hembra. Es una planta anual: germina, crece, florece y muere en el transcurso de un año. La semilla germina en primavera, crece durante el verano y florece en otoño. Se puede consumir en infusiones, en comida o se puede fumar, pero fumar no es recomendable para la salud.

El THC o tetrahidrocannabinol es el componente psicoactivo naturalmente presente en la planta

La especie fue clasificada por primera vez por el naturalista sueco Carolus Linnaeus en el año 1.753, sin embargo, la historia de su cultivo se remonta a tiempos inmemoriales. Gracias a sus numerosos usos y propiedades, se puede utilizar como alimento, como fibra textil y, por supuesto, como psicotrópico (agente químico que actúa sobre el sistema nervioso central, lo cual trae como consecuencia cambios temporales en la percepción, ánimo, humor, estado de conciencia y comportamiento). También ha sido utilizada como herramienta mística y espiritual. En el herbario Pen Ts’ao Ching aparecen mencionadas sus propiedades psicotrópicas. Este herbario se compiló en el siglo I de nuestra era, pero se ha atribuido de forma tradicional a un legendario emperador que vivió alrededor del año 2.700 a. C.

THC en el cáñamo

Se suele llamar cáñamo a las variedades con bajo contenido en THC y marihuana a las variedades que contienen un porcentaje significativo de THC. El THC o tetrahidrocannabinol es el componente psicoactivo naturalmente presente en la planta, el cual causa la alteración de la percepción y modificación del estado de ánimo, suele mejorar el humor, aumenta la sensación de apetito e incluso puede causar euforia. Los cogollos, que son las inflorescencias no fecundadas de los pies femeninos, son la parte de la planta que acumula cannabinoides en mayor proporción.

El cáñamo y sus propiedades

El cáñamo que encontramos comercializado en los herbolarios (semillas o proteína aislada), por normativa internacional, debe tener menos del 1% de THC

Usos terapéuticos

Recientemente, un importante sesgo del sector médico se ha mostrado favorable a legalizar el cannabis para usos terapéuticos siempre y cuando sea bajo control médico. Los cannabinoides proporcionan una reducción significativa del malestar en los casos de dolor crónico, eficacia para reducir la presión intraocular en los enfermos de glaucoma y es un excelente remedio paliativo anti-náuseas para tratar los terribles efectos secundarios de la quimioterapia. El aceite de sus semillas se puede usar para un masaje anti-dolor y como alimento saludable, pues es una de las mejores fuentes de proteínas y ácidos grasos omega 3 y 6. La proteína de cáñamo aporta una gran cantidad de minerales, como magnesio, potasio y calcio; así como una extensa variedad de oligoelementos. Además, es una excelente fuente de ácido alfa-linolénico (ALA) y ácido gamma-linolénico (GLA), por ello, favorece el rendimiento deportivo y ayuda a desarrollar masa muscular.

No obstante, es necesario hacer un buen uso del cannabis, pues no deberíamos olvidar que fumar cannabis de forma habitual está asociado con episodios de bronquitis y con problemas respiratorios como la tos crónica y la producción de flema. También aumenta las probabilidades de desencadenar trastornos de salud mental, como depresión y esquizofrenia, razón por la cual su consumo es tan controvertido.

Autora: Helena Escoda Casas, Licenciada en Historia (UAB)

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bueno y Vegano gratis cada mes en tu correo

Bueno y Vegano, tu mensual 100% vegano
Bueno y Vegano Noviembre 2020

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here