Si ya erais veganos durante el embarazo quizás vivisteis la sensación de tener que pasar un examen constantemente, el sentiros juzgados por vuestras decisiones, que pueden hacer cortocircuito en algunos profesionales que no conciben que un embarazo puede ser perfectamente saludable con una alimentación 100 % vegetal. Y aquí tienen importancia las visitas al pediatra.

Gestionar las visitas al pediatra con niños veganos

Cuando nace vuestro bebe se cambian las visitas obstétricas por las pediátricas. En este punto cabe señalar que hay dos opciones: expresar abiertamente que se sigue un estilo de vida vegano o no compartirlo. Lo más responsable sería decirlo al profesional médico, ya que además da visibilidad y normalidad a una realidad que está ahí. Si bien es cierto que es probable que se reciban desde miradas desconcertadas hasta juicios o comentarios fuera de lugar y desactualizados.

Tener respaldo e información válida a nivel nutricional será clave para gestionar con seguridad y calma las visitas pediátricas

Durante los primeros meses de vida la alimentación del bebé será leche materna o de fórmula, por lo que suelen ser tiempos relativamente tranquilos en las revisiones. Tened en cuenta que si amamantáis a vuestro bebé recibirá los nutrientes a través de la leche materna, por lo que es fundamental que garanticéis que la alimentación y suplementación de la madre sea la adecuada para los requerimientos de esta etapa vital tanto vuestra como del bebé.

Una vez que el bebé cumple meses y llega el momento de la introducción de la alimentación complementaria nos pueden entregar hojas con las pautas estándar de alimentación: introducción de huevos, carne… Es imposible generalizar, pues algunos profesionales, cada vez con más frecuencia, pueden ver con normalidad que un bebé o niño sea vegano, mientras que otros pueden entrar en juzgarnos como padres o incluso llegar a las amenazas, al considerar que es una conducta negligente e impositiva hacia el menor. La respuesta del profesional está en su mano, fuera de nuestro control, por lo que hemos de centrarnos en cómo responder y gestionar estas situaciones.

No querer convencer, ni entrar en ataques o estar a la defensiva, sino posicionarnos en una comunicación asertiva y que exprese nuestra postura respaldada con la evidencia científica, serán nuestras herramientas para reducir la posible tensión en las visitas pediátricas.

Realmente es fundamental que confiemos como padres y madres en el profesional que está atendiendo a nuestros hijos

Que sintamos que es imparcial, libre de prejuicios o condicionamientos por el estilo de vida de la familia. Quizás esto conlleve un proceso, en el cual tengamos que solicitar cambiar de pediatra hasta dar con el que nos sintamos cómodos. No se trata de buscar un pediatra vegano o vegan friendly, sino simplemente un profesional que vea a tu hijo como un niño, no como a un niño vegano, y que le achaquen a esta etiqueta cualquier erupción, resfriado o estancamiento en su crecimiento. Que su alimentación no se convierta en la causa a la que atribuir todo problema de salud. Los niños omnívoros enferman, al igual que los veganos, y la alimentación no es el único desencadenante.

Actualmente existe suficiente evidencia que indica que la alimentación 100 % vegetal es adecuada para todas las etapas de la vida, incluida la infancia.

Nuestra responsabilidad como padres es ofrecer un ambiente cálido, respetuoso, estimulante a su nivel de desarrollo y de aceptación en el que crecer. También nos corresponde ocuparnos de ofrecerles una alimentación saludable, así como la suplementación necesaria como es la vitamina B12. Realizar una consulta a un experto en nutrición para que nos guíe en la alimentación de nuestros hijos no es un gasto innecesario, es una inversión en salud y en tranquilidad.

Para bien o para mal, cómo afrontemos las consultas al pediatra influirá positiva o negativamente en la forma en que ese médico percibirá el veganismo. Por lo tanto, es nuestra responsabilidad gestionarlo desde el respeto, mostrando que nuestra filosofía de vida es totalmente compatible con un desarrollo infantil saludable.

Autores: Iván Iglesias, Experto universitario en Nutrición y Dietética y Estela Nieto, Psicóloga, Master en psicopatología y salud, y especialista en psiconutrición.

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bueno y Vegano gratis cada mes en tu correo

Bueno y Vegano, tu mensual 100% vegano
Bueno y Vegano Septiembre 2020

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here