El gato es un miembro de la majestuosa familia de los indomables y feroces félidos.
El proceso de domesticación que comenzó hace entre 10.000 y 12.000 años en las civilizaciones de Mesopotamia y el Antiguo Egipto, los ha convertido en nuestros falderos y besucados mininos, sin embargo esta domesticación no se ha completado al 100%.

El gato sigue manteniendo cierta fidelidad a su naturaleza original, sigue manteniendo parte de su independencia e inteligencia salvaje, por ello, es aconsejable que le ayudemos con un enriquecimiento ambiental en nuestros hogares.

Sin ellos la humanidad no hubiese logrado el grado de desarrollo actual

En las sociedades agrarias, previo a la Segunda Revolución Industrial, los gatos jugaban un papel muy importante en una relación simbiótica con los seres humanos. No es cierto que los gatos no hayan hecho nada por nosotros, que sólo sean egoístas e interesados. En realidad, les debemos mucho, sin ellos la humanidad no hubiese logrado el grado de desarrollo actual. Los gatos durante siglos han salvaguardo de los roedores los graneros y los víveres en granjas y barcos, evitando la pérdida de cosechas e infestaciones que hubiesen provocado todavía más hambrunas y epidemias a las generaciones pasadas. Los gatos nos han traído seguridad y prosperidad. Su compañía, igual que la del perro, es más que maravillosa, por ello, se merecen nuestras atenciones.

Alimentación

Se recomienda que la base de su alimentación sea el pienso (comida seca) y que se complemente con algún tipo de preparado específico de comida húmeda. Es muy importante elegir un pienso adecuado, pues los piensos de mala calidad pueden resultarnos muy caros, provocando graves problemas de salud.

El Agua

El acceso al agua limpia es fundamental. Se recomienda que se coloque en recipientes de cerámica o porcelana, dado que los recipientes de plástico pueden derivar en alergias. Es mucho mejor que la comida y el agua estén en lugares separados, así nuestros gatos beberán más y su salud se verá beneficiada.

Esterilización

La esterilización de machos y hembras proporciona muchos beneficios, tanto para el individuo como para el resto de sus congéneres. Es nuestra responsabilidad evitar las peleas entre machos en época de celo, las camadas indeseadas y la sobrepoblación felina que conllevan año tras año el abandono de miles de gatos (muchos de ellos cachorros recién nacidos). Si queremos un gato tenemos que darle una oportunidad a un gato de refugio, las protectoras de animales siguen tristemente llenas.

Identificación

Por ley, es obligatorio identificar con un microchip a los gatos, no obstante, sólo el 1% de los gatos están chipados en nuestro país.

Enriquecimiento ambiental

Si vivimos en un piso, tenemos que intentar que nuestro gato no se aburra, que haga actividad física y se divierta. Proporcionarles un rascador y juguetes adecuados les hará más felices y nos ahorrará algún destrozo en casa. Si vivimos en una casa con patio exterior, debemos ser más prudentes respecto a la contracción de enfermedades y parásitos (los roedores y pájaros pueden transmitirle infecciones, virus, parásitos, etc.) y sobretodo evitar que pueda acceder a calles transitadas por vehículos.

Autora: Helena Escoda Casas, Activista por los derechos de los Animales

Bueno y Vegano, tu mensual 100% vegano
Bueno y Vegano Septiembre 2019

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here