Bueno y Vegano

Editorial de presentación de la nueva publicación impresa mensual y gratuita Bueno y Vegano, a cargo del director, Enric Urrutia.

Algunas de vosotras-os pensareis que con este título os daré la charla de Darwin y Morgan  respectivamente sobre “El origen de las especies” y “La sociedad primitiva”, pero utilizaré el  término “Evolucionismo” de una forma llana y coloquial.

Fluir  y avanzar socialmente como persona  nunca fue tan fácil en el 1er mundo, aquí, en el siglo XXI, donde la llamada “occidentalitis” aparentemente nos lo facilita todo: educación , bienestar, tecnología etc., donde podemos elegir cómo alimentarnos, vestir, calzarnos, o  arropar nuestro hogar sin ningún o casi ningún  tipo de elemento de origen animal, digo esto porque los cambios y transformaciones en las conductas humanas son lentas y difíciles de producirse, tendemos a aferrarnos a nuestros orígenes sociales, las personas que fueron, son y serán educadas bajo distintos pensamientos  y religiones, los más de 7.000 millones de humanos que andamos a diario por ahí, consumiendo…

Desde Bueno y Vegano queremos comunicar a todos los lectores a los que les llegue este mensual a sus manos unos conocimientos y principios basados en la ética, la salud personal y medioambiental  del planeta, basados en la igualdad para todas las especies animales del planeta, mejorando  nuestra salud a través de la alimentación, empleando terapias naturales y  cuidando nuestro entorno estableciendo conductas medioambientales que individualmente  día a día podemos practicar, sin esperar a que algún partido político arregle nada, haremos mucho más tan solo con nuestra actitud de consumo.

No se trata de  comernos el “coco” y lastimar nuestra “conciencia”  pensando si hago bien en comer esto o aquello, o en porqué llevo unos zapatos de piel que compré hace seis meses y en cambio ahora llevo una dieta libre de alimentos de origen animal. En esta sociedad tan dispar, la contradicción es el “plat du jour“. No nos agobiemos, lo mejor es que fluyamos en positivo hacia un cambio equilibrado con nuestra conciencia y pensamiento, sin etiquetas de si soy vegetariano, ovo lácteo vegetariano, flexivegetariano, vegano, flexivegano,  macrobiótico, crudivegano entre otros.

Tener la mente libre es lo más importante y al dejar de matar a otros  seres para alimentarnos, vestir y calzarnos, para las demás especies dejaremos de ser unos tiranos prepotentes, gozaremos de una  mayor salud física y espiritual, pues ya no ingeriremos  sufrimiento a través de  cadáveres, y el planeta dejará de recibir aproximadamente el 18 % de gases de efecto invernadero del total que son generados por la  ganadería.

¿Cómo evolucionar y realizar el cambio y liberar a los animales de la explotación para nuestro consumo?

¡Es muy fácil!, empezar con disminuir nuestra alimentación de origen animal o suprimirla en su totalidad, consultar con un dietista para que nos marque una dieta equilibrada, con un pediatra si somos padres o madres y  queremos que  nuestros hijos se alimenten libres de carne  y pescado o bien con una persona cercana,  familiar o amigo que lleve una alimentación sana y ecológica.

Al comprar un sofá, fijarse en que no sea de piel, al vestir, adquirir productos elaborados por vía sintética no contaminante, las cremas cosméticas que no hayan sido testadas con animales no humanos, etc., leer bien las etiquetas de los diversos productos que adquiramos a diario.

En cuanto a los sellos de certificación oficiales o privados, todos tienen logotipo e identifican el producto respondiendo a una trazabilidad certificada y nos ayudaran en la elección ya que responden a protocolos de producción respetuosos con nuestra salud y el medio ambiente.

Todos nosotros podemos decidir primero lo que comemos y en general lo que consumimos, de esto trata la evolución, sobre esto trata Bueno y Vegano.

Enric Urrutia, director
Bueno y Vegano Mayo 2017

Compartir
Artículo siguienteVegano, sí… pero también ecológico

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here