València Animal Save es un colectivo antiespecista que promueve la liberación animal y en esta ocasión personas vestidas de negro han portado carteles que daban voz a los animales que sufren en laboratorios por la experimentación animal, en una línea silenciosa. El pasado 24 de abril se celebraba el Día mundial del «animal de laboratorio» y las personas activistas han realizado días después un acto para dar voz a la crueldad que supone la experimentación animal pidiendo su abolición.

línea silenciosa

«Durante esta semana en València Animal Save con motivo del Día Mundial de los animales de laboratorio, denominación que como colectivo antiespecista estamos en desacuerdo porque no consideramos que los animales sean para este o para cualquier otro uso, hemos dedicado nuestro activismo de calle y en redes sociales a destapar la escalofriante cifra de víctimas indefensas e innecesarias que se cobran los desalmados laboratorios sin ética, escrúpulos ni compasión en España, explicando la inefectividad de los resultados de las pruebas porque no sirven al aplicarlos en humanos y también las alternativas libres de tortura animal», explica María Jesús Puertes, coordinadora de València Animal Save.

«En nuestra línea silenciosa especial en contra de estas barbaridades contra la libertad, la integridad y la vida de los animales hemos sensibilizado a la gente para que conecte y comprenda que el resto de animales de otras especies tienen derechos que deben ser respetados e invitado a que adopten el veganismo como la única opción posible para que estos derechos sean de verdad respetados», zanja.

Uno de los casos más mediáticos respecto a la experimentación animal fue revelado durante una infiltración de cruelty free en los laboratorios Vivotecnia quedando grabados durante años daños físicos contra los animales y frases como «Me cago en el puto perro», «Déjale que se rompa la columna, no pasa nada», «¡Cerda psicópata!», «¿No es más fácil y económico pegarle un cogotazo?», «Como Hitler, pasajeros al tren».

«Años después los animales no han sido ni serán liberados a pesar de las pruebas clarísimas y con el engaño que la Comunidad de Madrid hizo al movimiento animalista que a pesar de las restricciones de aquel momento se movilizó en masa, un ejemplo claro de lo que conlleva utilizar animales a nuestro antojo y cada vez con más impunidad incluso si se incumple la ley que permite explotarlos injustamente. Las administraciones deberían avanzar atajando de una vez por todas la industria de la Vivisección que supone el tormento de principio a fin para los animales y despilfarra el dinero público que podría servir para alternativas éticas y útiles. Ya el colmo es que estos y muchos otros animales hayan sido excluidos de la ley de protección Animal sin el mayor rigor científico», ha declarado Diego Nevado, responsable de prensa en València Animal Save.

Conejos, gatos, ratones, monos o perros son algunos de los animales utilizados en la industria de la experimentación animal. En el caso de los perros, el motivo principal por el que los Beagles suelen ser utilizados para los experimentos es porque son animales muy dóciles, manejables por su tamaño y en muy pocas ocasiones muerden, así lo dicen varias revistas científicas.

Acto en Benidorm contra la experimentación animal

Otro de los actos para oponerse a la experimentación con animales tuvo lugar el día 28 en Benidorm bajo la convocatoria de Dénia Animal Save en Paseo de la carretera 48 desde las 19:00 explicando fuentes del colectivo que esperan la máxima participación por las víctimas independientemente de que la gente acuda a hacer activismo o a conversar para tener la información necesaria.

Según la agencia de medicamentos y alimentos mínimo el 92% de experimentos con animales no es después extrapolable a los humanos. Hace unos años la RAE se posicionó señalando el especismo como la discriminación por especie a los animales al considerarlos inferiores.

Por todo ello, València Animal Save reivindica lo siguiente respecto a la experimentación:

  • Fin de la industria que utiliza animales para experimentos.
  • Inversión en las alternativas éticas que existen.
  • Educación antiespecista a la infancia para promover el respeto y fomentar los intereses de todas las especies de animales.

Además, señalan que mientras esté permitido, el consumidor puede buscar el sello cruelty free evitando la experimentación animal en todas sus formas y productos además de que los consumidores pueden explicar a las empresas su interés en que no utilicen a los animales, pues el colectivo reclama que en cualquier producto que se demanda diariamente, existen alternativas en alimentación, vestimenta, entretenimiento o la mencionada experimentación con animales.

Los futuros actos del colectivo que tiene grupos a nivel internacional podrán seguirse a través de las redes sociales València Animal Save.

«La ciencia y la ética tienen que ir de la mano de una vez por todas y eso solo puede ocurrir con la liberación de todas las especies de animales», zanja el colectivo en un comunicado.

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bueno y Vegano gratis cada mes en tu correo

Bueno y Vegano, tu mensual 100% vegano
Bueno y Vegano Abril 2024