De acuerdo con la información publicada en el sitio web de FEUMVE (Familias Unidas por un Menú Vegano Escolar), ya son más de un centenar los centros educativos en toda España que se muestran receptivos a las demandas de las familias que solicitan una opción vegana en el comedor escolar. Sin embargo, muchos otros centros se excusan basándose en la baja demanda e incluso en la imposibilidad de cocinar un menú equilibrado que cumpla las características veganas, pues el Documento de Consenso sobre la Alimentación en los Centros Educativos deja la puerta abierta a que cada centro pueda tomar sus propias decisiones al respecto, ya que dicho texto no es suficientemente explícito y claro para poder garantizar los derechos del alumnado vegano.

Menú escolar vegano
123rfLimited©alekseyrezin

A pesar de la creciente demanda y el amparo en el derecho de la libertad de conciencia, actualmente no existe ninguna normativa a nivel estatal que garantice que los centros educativos tengan la obligación de facilitar menú vegano en el comedor escolar, ya que la Ley 17/2011, de 5 de julio, relativa a la seguridad alimentaria y a la nutrición, no contempla la obligatoriedad de servir menú sin crueldad en los comedores escolares y solamente hace referencia al protocolo a seguir en casos de alergias o intolerancias alimenticias. Aunque a finales de 2021, el Congreso de los Diputados aprobó una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado, presentada por la coalición Más País-Equo, cuya finalidad era que se incluyeran las opciones veganas en los comedores de todos los centros educativos públicos, la obligatoriedad inicial quedó finalmente en la recomendación de estas opciones como alternativas saludables.

Como sabemos, el veganismo no es un tipo de dieta, ni tampoco es un requerimiento médico, pero aun así no se trata de un capricho. El veganismo es en realidad una elección tomada a conciencia, basada en la ética moral y en la libertad de pensamiento. Si, por un lado, es cierto que, en relación con nuestros derechos individuales, el Artículo 9 del Convenio Europeo de Derechos Humanos estipula que toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión, pero, por otro lado, a pesar de que la legislación ampara la libertad de conciencia y pensamiento, las familias veganas todavía tenemos que luchar contra muchos pre juicios y la discriminación que estos conllevan. Como se ha mencionado anteriormente, la Ley 17/11 excluye el veganismo y en el Documento de Consenso sobre la Alimentación en los Centros Educativos, elaborado conjuntamente por los Ministerios de Sanidad y de Educación, se afirma lo siguiente: «En casos de alumnado que por aspectos culturales o religiosos se motive la exclusión de un tipo de alimento, se dispondrá, siempre que las condiciones de organización e instalaciones lo permitan y sea asumible económicamente, de un menú alternativo considerado suficiente para cubrir las necesidades nutricionales de los escolares». Como podemos ver, con estas palabras tan ambiguas, las familias veganas siguen sin tener garantizado su derecho a poder acceder a un menú vegano escolar de calidad, pues fácilmente se puede argumentar que no se dispone de los medios necesarios para elaborarlo.

El veganismo es una elección tomada a conciencia, basada en la ética moral y en la libertad de pensamiento

De todas maneras, en España, la competencia en materia de educación depende de las administraciones de cada comunidad autónoma, así que la respuesta ante las peticiones de menú escolar vegano depende de cómo responda cada administración autonómica. Por ejemplo, en el Canal Salut de la Generalitat de Catalunya se puede encontrar el Informe y posicionamiento sobre la dieta vegetariana y vegana en el contexto del servicio de comedor escolar en el cual se manifiesta que la Agencia de Salud Pública de Cataluña, en respuesta a la petición del Departamento de Educación y a las peticiones de las familias que soliciten un menú sin productos de origen animal, apoya que en las escuelas públicas y concertadas de toda Cataluña se ofrezca un menú vegetariano y/o vegano para aquellas familias que así lo soliciten, pero siempre y cuando las condiciones de organización y las instalaciones del centro lo permitan. Si las condiciones organizativas o las de las instalaciones y locales de cocina no permiten elaborar los menús especiales (entre ellos los menús vegetarianos y veganos) será necesario facilitar los medios de refrigeración y calentamiento adecuados para que se pueda conservar y consumir el menú proporcionado por la propia familia. Dicho informe especifica que su apoyo a las familias veganas es con base a un cuerpo sólido de evidencias científicas que confirman que una dieta vegana bien planificada puede ser perfectamente adecuada para todas las etapas de la vida. Además, se menciona que el 5% de la población europea se declara veggie.

Menú escolar vegano
123rfLimited©noblige

Aunque no existen datos oficiales en Cataluña, ni en el resto de España, en los últimos años se ha observado un aumento en el número de familias que adopta una alimentación sin carne y, por lo tanto, también en el número de niños y adolescentes que siguen esta pauta alimentaria en los centros de enseñanza. Paralelamente, también va aumentando el número de centros escolares que ofrecen menús vegetarianos y veganos al alumnado. Según datos del Programa de Revisión de Menús Escolares (PReME) de la Agència de Salut Pública de Catalunya, este aumentó del 8,9% en 2015 al 28,3% en 2019. Casi un 20%, un porcentaje muy significativo que sigue aumentando.

Las familias veganas siguen sin tener garantizado su derecho a poder acceder a un menú vegano escolar de calidad

Otro ejemplo ilustrativo lo encontramos en el País Vasco, donde el Gobierno autonómico obliga por ley desde 2012 a ofertar un menú ovolactovegetariano en los colegios públicos. Sin embargo, de este modo tampoco está garantizado el acceso a un menú 100% vegano y por esta razón algunas familias han tenido que llevar a cabo una ardua labor para ser escuchadas.

Con el objetivo de lograr que el sistema educativo español sea realmente inclusivo y justo con las familias y el alumnado vegano, en 2019 se fundó la asociación Familias Unidas para un Menú Vegano Escolar (FEUMVE), que lucha por el derecho a poder disponer de opción vegana en el menú escolar de todos los colegios de España y también para combatir la problemática causada por la frecuente vegefobia en los colegios e institutos, puesto que resulta inaceptable que un derecho constitucional de tipo moral y ético, no se contemple en un ámbito tan importante como es el educativo. La escuela es, en definitiva, nuestro segundo hogar durante nuestra infancia.

En el sitio web de FEUMVE (www.feumve.com) encontrarás información sobre las escuelas que ofrecen opción vegana en el comedor

En caso de que tras escolarizar a tus hijos desees solicitar opción vegana, como todavía no existe ningún registro oficial, puedes consultar el sitio web de FEUMVE (www.feumve.com), donde encontrarás información sobre las escuelas que ofrecen opción vegana en el comedor. Las encontrarás clasificadas por comunidades autónomas. Hoy por hoy, no se tiene constancia de ningún colegio que ofrezca opción vegana en las siguientes comunidades: Cantabria, CastillaLa Mancha, Castilla y León, Ceuta y Melilla, Extremadura, La Rioja, Navarra. Si conoces algún centro de enseñanza que ofrezca opción vegana en estas comunidades, por favor, ponte en contacto con FEUMVE y así lo podrán añadir al registro (menuveganofeumve@gmail.com). Tu ayuda e información puede ser valiosísima para que las familias veganas formen una red de ayuda y soporte mutuo y así podamos garantizar nuestros derechos como colectivo que basa sus posicionamientos en un pensamiento moral lógico, coherente y respetable.

Autora: Helena Escoda Casas, Historiadora y antrozoóloga, profesora de ciencias sociales

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bueno y Vegano gratis cada mes en tu correo

Bueno y Vegano, tu mensual 100% vegano
Bueno y Vegano Diciembre 2023