El Islam es la segunda religión más extendida en el mundo. Actualmente, es el credo que tiene el mayor crecimiento en términos de seguidores, los cuales se estima que alcanzan los 1900 millones de personas o el 24,9% del total de la población global. El movimiento vegano también existe entre sus fieles, ya que, a pesar de que el Islam no es una religión vegetariana, el veganismo no está prohibido en sus escrituras sagradas, por ello, algunas comunidades musulmanas están muy comprometidas con la defensa de los Derechos de los Animales y con la difusión del veganismo.

comunidades musulmanas
123rf Limited©svetlanakononova777. Tarjetas de felicitación de ramadan kareem

Pautas alimentarias en la cultura islámica

La tradición musulmana ha tenido una notable influencia en la cultura ibérica, puesto que entre 711 y 1492, parte del territorio estuvo gobernado por taifas y su legado cultural y artístico ha sido especialmente significativo, además, los musulmanes también revolucionaron la cultura gastronómica con la introducción de nuevos cultivos, algunos tan emblemáticos como la naranja, el arroz, la sandía, etc.

Hoy en día, los restaurantes de cocina tradicional magrebí y levantina se han convertido en establecimientos muy populares en todo el mundo. La pita de falafel o el duorum, acompañados del hummus, el tahini, el mutabal, etc. han ganado terreno a las típicas hamburguesas de cadenas de comida rápida en muchos países occidentales. Las recetas aromáticas del Oriente Medio y el Magreb han sido muy valoradas por su calidad gastronómica y por ser la mayoría de ellas más saludables que la comida rápida occidental y ofrecer gran variedad de platos veganos.

Algunas comunidades musulmanas están muy comprometidas con la defensa de los Derechos de los Animales y con la difusión del veganismo

Las pautas alimentarias en la cultura islámica están regidas por una dimensión espiritual. Como en tantas otras religiones, existen alimentos permitidos, son los llamados halal, y también alimentos específicamente prohibidos, los llamados haram, así como el ayuno anual para la reflexión: el Ramadán. El Ramadán es el noveno mes del año lunar en el calendario musulmán, durante el cual se practica un ayuno riguroso en el que no se puede beber ni comer durante las horas de sol. La finalidad de este ayuno es ponerse en la piel de las personas que pasan hambre para empatizar con ellas y valorar las cosas debidamente, incluso cuando existe abundancia. Dar las gracias a Allah por los alimentos, comer en familia y donar y compartir comida son enseñanzas básicas en las normas morales de un buen musulmán.

comunidades musulmanas
123rf Limited©ferli. Musulmanes tomando dátiles para romper el ayuno

Prohibiciones y tabúes alimentarios en las comunidades musulmanas

Como suele pasar en todas las religiones, los alimentos de origen vegetal no encuentran restricciones específicas. Sin embargo, en algunas carnes y en el alcohol existen prohibiciones explícitas, obligaciones y tabúes alimentarios muy significativos. El alcohol (que de hecho es una palabra de origen árabe) se considera una maldición y en consecuencia su consumo, elaboración o ganar dinero a costa de su venta está explícitamente prohibido. La carne de cerdo o cualquier derivado de este animal y los animales carroñeros están también prohibidos, así como todos los animales que el Islam prohíbe matar (ranas, palomas, gatos, langostas, equinos, etc.…). Tampoco se puede consumir sangre ni carne de animales que no hayan sido sacrificados según las leyes del ritual del sacrificio halal. Este sacrificio debe ser llevado a cabo por un musulmán experto y consiste en el degüelle del animal cortando la garganta, el conducto respiratorio, el conducto alimentario y las dos venas yugulares, con la finalidad que el animal se desangre y su alma pueda escapar del cuerpo junto con la sangre. Además, el animal debe estar sostenido sin aturdir y con la cabeza orientada hacia La Meca. Asimismo, la columna vertebral no debe ser tocada pues, de lo contrario, el animal resultaría impuro. El sacrificio halal se debe llevar a cabo con el fin de que el animal sufra lo menos posible, puesto que maltratar a un animal es deshonrar la obra de Allah. A pesar de que las pautas establecidas en el ritual halal se establecieron con el objetivo de evitar sufrimientos innecesarios a los animales sacrificados para el abastecimiento humano, todos sabemos que en la práctica no es posible aplicar ninguna metodología de sacrificio en la que el sufrimiento no sea parte inherente del proceso. De una forma u otra, en todos los mataderos, los animales sufren, por ello, la toma de conciencia internacional también se ha visto reflejada en las comunidades musulmanas. Sin embargo, la tradición islámica cuenta con un legado cultural en defensa de los animales muy antiguo.

Dar las gracias a Allah por los alimentos, comer en familia y donar y compartir comida son enseñanzas básicas en las normas morales de un buen musulmán

Literatura árabe para despertar conciencias

La tradición literaria árabe nos ha legado una obra excepcional: La disputa de los animales contra el hombre, obra incluida en las Epístolas de los Hermanos de la Pureza (Ijwân al-Safâ), un texto enciclopédico de una escuela teológica chií del siglo X, en la cual se pone en tela de juicio la superioridad del hombre sobre los animales. Escrita con un lenguaje vivo y perspicaz, muestra observaciones zoológicas de la época a la vez que critica la sociedad de aquel entonces e intenta ser una reflexión antropológica sobre el destino último del hombre. A su vez, esta obra maestra inspiró a otra figura excepcional de la cultura iberomusulmana o andalusina, el profesor Anselm Turmeda (1342-1430), quien fue inicialmente un fraile franciscano mallorquín, el cual, debido a la corrupción flagrante existente en la Iglesia de Roma, decidió convertirse al Islam y trasladarse a Túnez, entonces fue conocido como Abd-Al·lah at-Tarjuman. Su obra más interesante es Disputa del asno, escrita originalmente en catalán en 1417. Es una novela dialogada que trata sobre la nobleza de los animales y a la vez cuestiona como de absurda es la idea de que el ser humano sea superior al resto de especies. Desafortunadamente, no se conserva ningún ejemplar original en catalán y las versiones conocidas se basan en una traducción francesa. El hecho que la Inquisición en 1583 lo pusiera en el Índice de libros prohibidos debió de contribuir a la desaparición de los ejemplares originales.

En la actualidad, con la finalidad de concienciar a la comunidad islámica, dos musulmanes veganos: Sammer Hakim y Elysia Ward, de Australia y Canadá respectivamente, después de que sus caminos se cruzaran a través de un grupo de Facebook y compartir una pasión por la salud y el medio ambiente, emprendieron una iniciativa para promover un cambio de paradigma y concienciar a los musulmanes de todo el mundo. En 2015, fundaron The Vegan Muslim Initiative (ver página web y Facebook).

comunidades musulmanas

Otra iniciativa muy interesante es Palestinian Animal League (PAL), entidad que fue fundada en 2011 por un grupo de jóvenes trabajadores palestinos que quieren contribuir a que las nuevas generaciones aprendan a tener una actitud antiespecista y compasiva hacia los demás animales, en el seno de la sociedad palestina, una de las naciones más castigadas del mundo. Esta es la única organización de protección animal administrada localmente que opera dentro de los Territorios Palestinos Ocupados (OPT). Su trabajo abarca desde la prestación de atención veterinaria hasta actividades educativas y de sensibilización con las comunidades locales (y en particular con los niños) con el fin de aumentar la comprensión y encontrar soluciones a los problemas de bienestar animal; programas de educación y apoyo para promover los beneficios de la nutrición vegetariana y vegana, así como el desarrollo y entrega de estrategias prácticas para identificar y abordar de manera efectiva los principales problemas de bienestar animal en esta región.

Autora: Helena Escoda Casas, Historiadora y antrozoóloga, profesora de ciencias sociales

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bueno y Vegano gratis cada mes en tu correo

Bueno y Vegano, tu mensual 100% vegano
Bueno y Vegano Septiembre 2022

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí