El veganismo, si se manifiesta de forma responsable, tiende a conllevar buena salud. Especialmente si se minimiza el consumo de comida «basura» muy procesada, y en general, se evita la glotonería. Pero aun solo consumiendo muchos productos integrales naturales poco procesados, haciendo ejercicio diario y evitando el estrés, no nos podremos escapar de los caprichos de la biología y las consecuencias del envejecimiento. Como todo el mundo, tarde o temprano caeremos enfermos y, veganos o no, necesitaremos tratamiento médico para curarnos.

La Medicina Moderna y el Veganismo
123rf Limited©belchonock

El veganismo y los tratamientos médicos

Pero ahí viene el problema. Muchas medicinas tienen ingredientes de origen animal (a menudo la industria farmacéutica usa gelatina de huesos de ganado para la fabricación de píldoras), y casi todas han sido probadas con animales, ya que tales pruebas son obligatorias en muchas jurisdicciones. Además, muchos procedimientos médicos fueron también probados con animales cuando se descubrieron, e incluso los médicos puede que se entrenaran usando animales (especialmente los cirujanos). Si el veganismo ético intenta evitar todo tipo de explotación animal ¿es coherente aceptar tratamiento médico dado que a menudo es el producto directo de tal explotación?

Esta es una de las «áreas grises» del veganismo donde los veganos deben decidir lo que es apropiado o no para ellos, y no deberíamos juzgarlos si nosotros decidimos de forma diferente. Pero hay varios factores que sería bueno considerar.

Primero, la definición de veganismo creada por la Sociedad Vegana tiene esta frase que es vital para manifestar tal filosofía en cualquier parte del mundo: «siempre que sea posible y práctico».  Así pues, si la persona enferma no tiene opción, y solo hay tratamientos disponibles que no son compatibles con la filosofía vegana, tal persona sigue siendo vegana si los acepta.

Ahimsa: el concepto filosófico detrás del veganismo

Aunque el veganismo se enfoca principalmente en los animales no humanos, si un vegano se preocupa de su propia salud, esto no es incompatible con el veganismo de por sí. El concepto filosófico básico ancestral detrás del veganismo es ahimsa, un término en sanscrito que significa «no hacer daño». Se aplica a otros seres sintientes, pero también es aplicable a uno mismo. Aunque todos deberíamos tener el derecho a decidir lo que queremos hacer con nuestros cuerpos, dar prioridad a cuidar de nuestro bienestar también es moralmente justificable bajo la filosofía vegana.

El concepto filosófico básico ancestral detrás del veganismo es ahimsa, un término en sanscrito que significa «no hacer daño»

Esto no quiere decir que sea aceptable que un vegano ético apoye las industrias que hacen pruebas con animales. Deberíamos apoyar a las organizaciones que trabajan para sustituir las pruebas obligatorias con animales con otros métodos, ya que estos existen. Hay organizaciones no gubernamentales que se dedican a desarrollar alternativas a tales pruebas, como por ejemplo Animal Free Research UK.

Una cosa es aceptar el tratamiento cuando no hay opción, pero si la opción vegana existe, esa debería ser la prioridad. Puede haber remedios caseros (a menudo involucrando hierbas medicinales) que un doctor con suficiente conocimiento pueda recomendar. De hecho, si eres un vegano ético, antes de rechazar cualquier medicamento o procedimiento vale la pena hablar con tu médico acerca de tus inquietudes y creencias, no solo porque tal vez el doctor encuentre una solución vegana, sino también porque es importante concienciar a la profesión médica sobre las restricciones que el veganismo impone a algunas personas. Y cada día hay más doctores que son veganos ellos mismos, por lo que tendrán un conocimiento profundo sobre que alternativas existen.

123rf Limited©pitinan

¿Pero es este un problema solo aplicable a la medicina occidental?

A veces, medicinas alternativas y más holísticas (a menudo de origen oriental) se prescriben como terapias complementarias que funcionan junto con métodos científicamente probados. Conozco a muchos veganos atraídos a este tipo de tratamientos. Sin embargo, debemos tener cuidado, ya que bastantes de estas terapias tampoco serán adecuadas para veganos porque también utilizan productos animales. Por ejemplo, la medicina china tradicional a veces utiliza partes de tigre, rinoceronte, ciervo, oso, serpiente, pangolín, etc.

Por otro lado, el enfoque holístico no-occidental como medicina preventiva puede ser efectivo para posponer el dilema de tratamientos no-veganos lo más posible. Tener una vida relajada bien balanceada con buena comida vegana, reposo, ejercicio moderado, sin alcohol ni tabaco, positividad y ecuanimidad (uno de los objetivos de la meditación), puede mantenernos saludables durante más tiempo.

Usar los tratamientos disponibles más eficaces para no causar daños a otros

Otra cuestión para considerar es si es beneficioso para el movimiento vegano que los veganos se «sacrifiquen» rechazando tratamiento, ya que esto aumenta la posibilidad de no recuperarse de la enfermedad. Para tal movimiento, un mundo con más veganos, sanos y capaces de proteger animales y ayudar a otros a adoptar la filosofía, sería un mundo mejor, por lo que es preferible usar los tratamientos disponibles más eficaces. Afortunadamente, la mayoría de los veganos no rechazan tratamiento médico cuando lo necesitan de verdad, yo incluido.

Una cosa es aceptar el tratamiento cuando no hay opción, pero si la opción vegana existe, esa debería ser la prioridad

Y luego está el tema de procedimientos destinados a tratar un problema de salud pública. Por ejemplo, las vacunas. La cuestión no es si las vacunas funcionan o no (y yo estoy convencido de que la mayoría sí funcionan), pero el hecho de que, como el resto de los medicamentos, a menudo contienen productos de origen animal (aunque muchas de las vacunas modernas ya no los tienen) y se prueban en animales (lamentablemente, casi todas). Esto hace que la inmensa mayoría de las vacunas actuales no son aptas para veganos éticos, y deberíamos hacer campañas para tener alternativas en el futuro.

Veganismo y vacunación

Sin embargo, el problema es que rechazar la vacunación por no ser compatible con el veganismo puede causar daño a otros, no solo a nosotros, ya que tales vacunas pueden ayudar a la erradicación de patógenos que pueden enfermar a otras personas (o a animales no humanos).

La razón por la que un vegano ético rechaza productos es para evitar participar en el daño de otros seres sintientes. Si tomamos el concepto de ahimsa como un concepto no especista en el que se debe incluir a las personas, entonces tanto aceptar como rechazar la vacuna puede dañar a otros. Pero si el veganismo se basa en elegir las alternativas que harán menos daño a otros seres sintientes, ¿Qué es más compatible con el veganismo, lo que intenta ayudarte solo a ti, o lo que intenta ayudarte a ti y a muchos otros, como por ejemplo las vacunas contra el Covid-19?

Aunque al fin y al cabo esto debería ser una decisión personal privada de cada vegano, por este motivo, y por la falta de alternativas veganas, muchos veganos éticos aceptan tal vacunación (y no por ello se les puede criticar, porque esto es coherente con el concepto ahimsa y la definición oficial del veganismo). Yo soy uno de ellos.

Los veganos sanos son los veganos más eficientes, y más animales se beneficiarán con ellos.

Autor: Jordi Casamitjana Zoólogo especialista en comportamiento animal

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bueno y Vegano gratis cada mes en tu correo

Bueno y Vegano, tu mensual 100% vegano
Bueno y Vegano Septiembre 2021

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here