Dentro del movimiento vegano existen corrientes filosóficas en pro de la reducción de la natalidad con el objetivo de paliar los devastadores efectos sobre el planeta causados por la superpoblación humana y evitar un futuro lleno de incertidumbre para las generaciones futuras, tanto para las humanas como para las no humanas.

Movimiento vegano y reducción de la natalidad de forma voluntaria y consciente
123rf Limited©lucidology

Si los seres humanos nos extinguiéramos, el planeta podría regenerarse. Durante los dos meses de la fase cero del confinamiento por la COVID19, pudimos observar lo lesiva que resulta la presencia humana para el resto de especies. Cuando las ciudades quedaron desiertas y se volvieron silenciosas, este parón de la actividad humana permitió dar una tregua a la naturaleza.

El movimiento vegano y su relación con la natalidad

Animales silvestres irrumpieron en el centro de los núcleos urbanos, intentando recuperar el terreno que los humanos les hemos usurpado. De esta manera, pudimos ver imágenes tanto de felinos caminando sigilosamente por grandes avenidas, como de imponentes elefantes cruzando carreteras, así como enternecedoras imágenes de corderos divirtiéndose jugando en la rueda de un parque infantil con la misma inocencia y alegría que un grupo de niños… pero los humanos y nuestra tecnología estamos por todas partes, ya no dejamos espacio vital para el desarrollo de las otras especies que comparten el planeta con nosotros.

Los recursos naturales no son infinitos

En 1798, en pleno proceso de transformación social acarreado por la Revolución Industrial, Thomas Malthus, considerado el primer demógrafo de la Historia, publicó una obra que no dejó indiferente a nadie: Ensayo sobre el principio de la población. Desde aquel entonces, conocemos con el nombre de malthusianismo la teoría demográfica, económica y sociopolítica, según la cual la capacidad de crecimiento de la población humana responde a una progresión geométrica, mientras que el ritmo de aumento de los recursos para su supervivencia solo lo puede hacer en progresión aritmética. Según la hipótesis de Malthus, si no fuera por las guerras, desastres naturales, hambrunas, pandemias, etc., el nacimiento de nuevos seres humanos superaría el límite permitido por los medios de subsistencia, es decir: no habría recursos naturales para alimentar a tantas personas, causando una situación desoladora que también hemos nombrado y adjetivado con el apellido de este pensador: la catástrofe malthusiana: carestías y conflictos por la supervivencia.

En relación con estas hipótesis, lo cierto es que en la Edad Contemporánea la población mundial ha experimentado una gran explosión demográfica, pues los avances científicos y tecnológicos, así como el alcance de grandes hitos de la medicina, propiciaron un crecimiento imparable de la población mundial, especialmente, a partir del siglo XX. La caída de la tasa de mortalidad infantil y el aumento de la esperanza de vida son factores clave para entender este crecimiento meteórico.

Baja natalidad en Europa

Actualmente, nuestro planeta está habitado por unos 7.600 millones de seres humanos, una cifra que no se detiene. Se prevé que en 2050 la población mundial ascenderá a los 10.000 millones. No obstante, la población sólo aumenta de forma natural en algunos países, especialmente en África y en Asia, ya que en Europa hay más defunciones que nacimientos, hecho que ya ocurría antes de la irrupción de la pandemia.

En las últimas décadas, se ha podido observar que a medida que se combate y reduce el analfabetismo femenino, desciende la natalidad y se estabiliza en uno o dos hijos por mujer

La baja natalidad se ha generalizado en el continente europeo y el crecimiento demográfico se debe a los movimientos migratorios. Los datos nos indican que en aquellos países donde los métodos anticonceptivos están al alcance de la población (especialmente de las mujeres), la tasa de natalidad suele ser baja. Cabe destacar que las estadísticas también indican que en los países donde todavía existe un porcentaje muy alto de mujeres analfabetas, la tasa de natalidad es muy alta, asciende a una media de ocho hijos por mujer. En las últimas décadas, se ha podido observar que a medida que se combate y reduce el analfabetismo femenino, desciende la natalidad y se estabiliza en uno o dos hijos por mujer.

El derecho a la planificación familiar

Las políticas para garantizar el derecho a la planificación familiar se deben, en parte, a la labor de una humilde enfermera neoyorquina, Margaret Sanger, fundadora de la Federación Estadounidense para la Planificación Familiar y la Federación Internacional de Planificación Familiar en la India. Sanger trabajó durante años en la maternidad de un hospital para pobres, fue testigo de cómo el sometimiento a la biología consumía la salud de las mujeres que tenían más hijos de los que querían o de los que podían mantener, por ello, abrió la primera clínica de control de desarrollo demográfico, en Nueva York, lo que causó su encarcelación por la difusión de métodos anticonceptivos y posicionarse como activista a favor del aborto. Su posterior juicio y defensa generaron un enorme apoyo para su causa. Sanger consideraba que la verdadera igualdad para la mujer requería una maternidad libre, para que la mujer pudiera decidir si deseaba tener hijos, cuándo y cuántos. También quería evitar la práctica del aborto inseguro, una sentencia de muerte para miles de mujeres.

Movimiento vegano y reducción de la natalidad de forma voluntaria y consciente
123rf Limited© lightfieldstudios

«NoMo»

La sociedad ha cambiado mucho en pocas décadas. Hace poco, todavía se esperaba de las mujeres que se casaran y que tuvieran hijos, pero la creciente participación social femenina ha dado lugar a nuevas formas de vida. En España, tradicionalmente, 9 de cada 10 mujeres devenían madres, pero en la actualidad el 47% de las mujeres entre 15 y 44 años no tiene hijos. Un estudio reciente constata que una de cada cuatro mujeres españolas no serán madres, pertenecerán a las “NoMo”. El término “NoMo” proviene del inglés “not mother”. Fue acuñado por primera vez en 2011 por la psicoterapeuta inglesa Jody Day quien, debido a su problema de fertilidad, creó una red mundial de apoyo para mujeres sin hijos. El movimiento NoMo reclama que se deje de percibir socialmente que la única finalidad de la mujer sea la maternidad y pretende dejar atrás las antiguas concepciones patriarcales que estigmatizan a las mujeres sin hijos, considerándolas como personas egoístas, inmaduras o frustradas. No ser madre es una decisión individual, legítima y respetable.

La gestión ética de la superpoblación será uno de los mayores retos que deberán afrontar las generaciones más jóvenes, junto con las consecuencias devastadoras e imprevisibles del cambio climático

¿Dónde se posiciona el movimiento vegano?

Dentro del movimiento vegano también existe un arraigo considerable del movimiento antinatalista, que suele seguir corrientes éticas ecologistas, con el fin de evitar traer hijos biológicos a un planeta sobrepoblado que agoniza, puesto que la sobrepoblación es un fenómeno que causa mayor deterioro del entorno y mitigación en la calidad de vida, tanto para los humanos como para las otras especies, las cuales han sido gravemente damnificadas por la explosión demográfica humana del siglo XX.  La gestión ética de la superpoblación será uno de los mayores retos que deberán afrontar las generaciones más jóvenes, junto con las consecuencias devastadoras e imprevisibles del cambio climático.

Un pensador muy destacado en este campo es el filósofo sudafricano David Benatar, quien opina que lo mejor que puede hacer la humanidad es dejar de procrear para lograr la extinción de los seres humanos de la faz de la Tierra. Según Benatar, la principal razón por la que no se debería dar vida a nuevas personas es el sufrimiento que experimentarán en el futuro.

Autora: Helena Escoda Casas, Historiadora y antrozoóloga, profesora de ciencias sociales

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bueno y Vegano gratis cada mes en tu correo

Bueno y Vegano, tu mensual 100% vegano
Bueno y Vegano Septiembre 2021

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here