Si eres vegana o vegano te habrán preguntado unas cuantas veces (es una pregunta recurrente): pero bueno, vino y cerveza si tomarás, ¿no? ¡Vienen de las plantas! Veganos y alcohol no son conceptos antagónicos pero pueden no res compatibles.

veganos y alcohol
123rf Limited©fotek

El alcohol rara vez es vegano

La respuesta no es tan sencilla y es que los humanos hemos enrevesado las cosas de tal manera que ya ni siquiera podemos estar seguros de que una cosa que aparentemente viene de las plantas sea 100% vegetal en su composición o se haya producido sin usar animales o alguna parte de ellos durante su proceso de elaboración.

Cerveza

Por ejemplo, en el proceso de filtrado de la cerveza, una vez ha sido fermentada, la industria emplea gelatinas y sustancias similares de origen animal para eliminar las impurezas. Aunque hay alternativas vegetales, igual que pasa en otras áreas, las alternativas animales son más baratas y cómodas de obtener porque son “subproductos” del proceso de obtención de carne y lácteos. O porque simplemente se empezó a hacerlo así y hay resistencia a cambiar. Aunque la presión de los consumidores puede y está cambiando las cosas: en los últimos años más y más  cerveceras han modificado el proceso de filtrado para que no incluya sustancias animales. En este sentido, Guinness sentó un claro precedente en 2017 al modernizar su planta de producción en Dublín de forma que ya no se requiere gelatina ni otros derivados animales para obtener cerveza.

En los últimos años más y más cerveceras han modificado el proceso de filtrado para que no incluya sustancias animales

Vino

En cuanto a los vinos, tras los procesos de fermentación y maduración o reposo, es frecuente que se formen pequeñas partículas compuestas por proteínas, taninos y otras sustancias que afectan a las cualidades organolépticas de la bebida y que es necesario retirar, también mediante filtrado. La industria del vino usa alguna de las siguientes sustancias para filtrar el vino: gelatina procedente de hervir los huesos y tendones de los animales, vejiga de peces, albúmina de la clara de huevo, caseína de la leche, leche desnatada tal cual, bentonita extraída de la arcilla, carbón activado y polivinilpolipirrolidona (PVPP).

Por tanto, para que un vino concreto sea apto para veganos dependerá de qué sustancia de esta lista emplee en el filtrado. Afortunadamente, cada vez más bodegas usan alternativas no animales. En muchas botellas de vino ya es posible encontrar el sello que garantiza que el producto es vegano.

La mayoría de los licores, excepto los que incluyen crema o miel, son veganos puesto que no pasan por estos procesos de filtrado

Peligros del consumo de alcohol

Como ves, llevar una dieta 100% vegetal no tiene por qué excluir el alcohol. Pero veganos y no veganos tenemos que ser conscientes de los peligros del consumo de alcohol y reducir su consumo todo lo posible. El alcohol es el séptimo factor de riesgo de muerte prematura y enfermedad y es responsable de más del 2% de las muertes de mujeres y de casi el 7% de las muertes de varones. Beber alcohol es causa principal o contribuye al desarrollo de hasta 60 enfermedades diferentes, incluyendo cáncer de mama (uno de los factores de riesgo principales para este cáncer), cáncer de boca, estómago e hígado, hipertensión arterial, cirrosis y depresión.

Aunque esto se aplica al “consumo excesivo”, lo cierto es que no hay ningún consumo que sea considerado seguro. Las llamadas de la industria del alcohol al “consumo responsable” no están dirigidas a cuidar la salud individual del que bebe, sino a combatir los riesgos para otros que acarrea conducir bajo los efectos del alcohol, por ejemplo.

“Un vasito de vino al día”

Habrás oído que la gente que bebe “un vasito de vino al día” tiene menos enfermedades cardiovasculares y vive más tiempo. En un principio se atribuyó este efecto al resveratrol y otros polifenoles del vino, que tienen propiedades antioxidantes. Sin embargo, no se ha podido demostrar que estas sustancias sean las responsables de los beneficios del vaso de vino, cuando se han estudiado por separado. Cada vez se considera más probable que no sea el vino en sí mismo, sino el acto de beber en compañía, lo que disminuye el riesgo de enfermedades y alarga la vida. En las zonas azules donde se consume vino (Cerdeña), este nunca se toma a solas sino siempre formando parte de un acto social. De hecho, en las zonas azules donde no beben vino, pero también tienen fuertes vínculos familiares y sociales (Okinawa, Loma Linda), la longevidad es igual o mayor.

Si quieres que el alcohol forme parte de tu vida pero no ponga en peligro tu salud, elige un buen vino o cerveza veganos, resérvalos para celebraciones y ocasiones especiales y disfrútalos siempre en buena compañía.

Autora: Miriam Martínez Biarge, Médico Pediatra

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bueno y Vegano gratis cada mes en tu correo

Bueno y Vegano, tu mensual 100% vegano
Bueno y Vegano Marzo 2021

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here