Las langostas, al igual que los cangrejos, langostinos y otros invertebrados son capaces de sentir dolor, y por eso en Suiza ahora está prohibido que se les cocine vivas. Al contrario de lanzarlas vivas al agua hirviendo, ahora los chefs deberán poner en práctica métodos que no impliquen sufrimiento para estos animales. 

suiza langostas vivas

La nueva regla entra en vigencia a partir del primero de marzo y es el resultado de una amplia revisión de las actuales leyes de protección animal del país, sustentada, además, en la evidencia científica que sostiene que langostas sí pueden sentir dolor. Se tendrán que emplear por ley métodos de aturdimiento.

«Los crustáceos vivos, incluídos las langostas, no podrán ser transportados en hielo o agua helada. Las especies marinas siempre deberán ser mantenidas en su medio natural. Y deben ser aturdidas antes de ser matadas», dicen las nuevas medidas adoptadas por el gobierno hace apenas dos días.

Pero ya antes de esto en Italia se ha querido proteger a las langosta de la crueldad. La corte suprema italiana decretó en junio de 2017 que a las langostas no se les puede mantener en hielo en los restaurantes debido al injustificable sufrimiento que esto les provoca antes de que se les mate.

En Suiza, la medida adoptada es parte de una serie de cambios para fortalecer la protección hacia los animales

El gobierno también ha prohibido el uso de collares anti-ladridos y ha introducido nuevas regulaciones para combatir las granjas ilegales de cachorros y asegurar que los organizadores asuman la responsabilidad de los animales en sus eventos públicos.

Fuentes:

Bueno y Vegano, mensual gratuito impreso y digital 100% vegano
Bueno y Vegano Enero 2018

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bueno y Vegano gratis cada mes en tu correo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí