La mirada vegana entre Occidente y Oriente de Stef Sanders (Mierlo, Holanda 1966). Co-fundador de Sol Natural, distribuidora y marca especializada en alimentación ecológica y vegetariana desde hace 25 años, Stef se define como vegano integral, pues aplica la máxima “respeto por todos los seres vivos que hay en el planeta”, no solo a los animales: también a sus semejantes y a sí mismo. Stef recorre muchos aeropuertos, unas veces por trabajo y otras para conocer nuevas culturas.

Stef Sanders sol natural veganismo

¿Empiezan a encontrarse opciones de menú eco veganas en los aeropuertos?

La oferta de productos ecológicos, y además veganos, es mínima, y tan solo se da, de forma muy escasa, en aeropuertos de países del Norte de Europa, como Holanda, Alemania, Francia…

Aunque es cierto que cada vez existen más opciones vegetarianas y veganas, sobre todo lo que encontramos es más variedad de productos etiquetados sin gluten. Es decir, la oferta hace más referencia a los alérgenos e intolerancias que a opciones de alimentación por conocimiento/consciencia.

En el caso de España, esto escasea mucho todavía, y es muy básico. Si buscas opciones veganas, lo máximo que encuentras es una ensalada o fruta. Las opciones vegetarianas están más presentes, pero no en todos los aeropuertos, tan solo en Barcelona y Madrid.

En Oriente todavía es peor, excepto en los Emiratos Árabes. Me sorprendió gratamente lo evolucionados que están en este sentido: puedes encontrar una gran variedad de ensaladas, hummus, sushis vegetales… La oferta no es tan fast food; es variada y de buena calidad, muy similar a los aeropuertos del Norte de Europa.

Cuando viajas, al llegar a nuevos destinos, ¿dónde acostumbras a comer, en la calle o en el hotel?

Dado que normalmente mis viajes son cortos, suelo comer en el hotel o en restaurantes recomendados (para ello uso la app Happy Cow). En la calle, las condiciones higiénicas no son, a mi modo de ver, las más apropiadas.

Además, la oferta en alimentación vegana callejera es prácticamente nula

Huevo, pescado, pollo… suelen estar presentes en todos estos platos. Sin embargo, en los hoteles de categoría superior encuentras opciones veganas muy completas en desayunos, comidas, cenas…

¿Qué es lo que más aprecias de la alimentación en occidente y en oriente?

En Occidente, que la oferta es cada vez más amplia, sobre todo en lo referido a ecológico y vegano. Aunque en el Norte de Europa nos llevan ventaja, aquí también está creciendo mucho. La demanda cada vez es mayor, y la opción vegana ya tiene más presencia en las cartas de los restaurantes. Ya no se trata de opciones reducidas, o alternativas, sino que cada vez es más común. Vegano es un término más joven, pero que empieza a normalizarse.

De Oriente, aparte de sus platos, de los que soy un gran fan, me encantan las especies. Ya no solo por su sabor, sino porque originalmente se usaban con un fin curativo o preventivo, lo que da a sus platos un punto terapéutico.

También aprecio mucho la gran abundancia de verduras. Además, la cocina de Oriente originalmente era una cocina sin gluten, y sigue siendo mayoritariamente así: si te fijas, la población de estos países es más bajita y delgada, sin tendencia a engordarse. Eso seguro que nos quiere decir algo.

¿Crees que en un futuro cercano ya no comeremos comida tradicional  y nuestra alimentación será a base de menús procesados deshidratados (secos) o termoestabilizados?

Veo que cada vez se emplea menos tiempo en cocinar en casa, parece que ya no disfrutamos con ello.

Y creo que esto tiene mucho que ver con el momento en el que nos encontramos: nos hemos individualizado tremendamente, y queremos aprovechar el tiempo para nosotros mismos lo máximo posible.

Ante esta realidad, creo que sí; cada vez aumentará más este tipo de alimentación procesada, que nos reste el mínimo tiempo posible en su preparación. Eso o recurrir a restaurantes. Preveo un auge, pero tampoco creo que vaya a ser todo así. También habrá gente que preferirá apostar por preparar sus propios platos con alimentos frescos.

¿Qué le aconsejarías a un adolescente que se hace vegano por convicción?

Aparte de felicitarle por descubrir a tan temprana edad esta opción de vida, si su veganismo nace por conciencia, le diría que procure extenderla a otros planos de su ser.

No solo somos veganos cuando comemos. Es decir, aplicar la conciencia sobre la alimentación es un paso enorme, pero el veganismo no solo trata de evitar el sufrimiento animal. También trata de evitar el sufrimiento propio y de las personas que nos rodean. Por ello hay que intentar extender esta conciencia, ampliarla a otros planos de nuestro ser, como el de los sentimientos y pensamientos, y ser respetuosos con uno mismo y con nuestros semejantes.

Y sobre todo no tratar de imponer ideas ni convicciones. Nada ha de ser dogmático, ni mucho menos el veganismo. Como decía Gandhi, “sé tú mismo el cambio que quieres ver en el mundo”. Se tú el ejemplo, sin imponer, guiando, para que así puedas despertar un posible interés en los demás.

Bueno y Vegano, tu mensual 100% vegano
Bueno y Vegano Julio-Agosto 2017

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bueno y Vegano gratis cada mes en tu correo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí