Los tintes para el cabello convencionales contienen algunos de los ingredientes más tóxicos en cosmética. Entre ellos destaca el amoníaco, el peróxido de hidrógeno, el resorcinol, la hidroquinona y la parafenilendiamina. Su toxicidad está ampliamente demostrada y por ello algunos médicos desaconsejan su uso durante los primeros meses de embarazo o en personas enfermas.

Tintes naturales
123rfLimited©liudmilachernetska. Henna y cúrcuma, tintes naturales

Los tintes convencionales eliminan el pigmento natural del cabello y lo remplazan por el pigmento sintético. Es un proceso muy agresivo que debilita el cabello y le da un aspecto frágil y sin vida. Los tintes naturales sólo actúan en las capas más superficiales del pelo por lo que el nuevo color es una mezcla del color natural y del color del tinte. Por eso muchas personas que están acostumbradas a un color muy diferente del suyo consideran que los tintes naturales no son suficientemente efectivos.

En algunas marcas de tintes encontramos etiquetas que sugieren cierto grado de naturalidad. Muchas veces los envases son de color verde o hacen alusiones a su contenido natural de un modo u otro. Algunas marcas suelen destacar en su publicidad la presencia de ingredientes naturales con mensajes como «enriquecido con aceites naturales». También suelen hacer hincapié en lo que no contienen: «Sin amoníaco, resorcinol, parabenos, parafinas, sin níquel, sin parafenilendiamina (PPD), etc.»

Está bien que estos productos al menos no contengan algunos de los ingredientes para tintes más controvertidos. No obstante, suelen contener otros ingredientes de origen petroquímico como diversos PEGs, diversos Laureths, diversos PPGs, Ethoxydiglycol, Propylene Glycol, Butylene Glycol, Tetrasodium EDTA, Methylresorcinol, Ethanolamine, Nitrophenol, Silicone Quaterium o Urea entre otros. Además, en las reivindicaciones de las etiquetas se incide en la ausencia de los ingredientes que pueden ser más conocidos por los consumidores, como «sin amoníaco» o»0% amoníaco», sin decir nada sobre todos los demás ingredientes de origen petroquímico que contienen.

Para lograr tintes vegetales eficaces es importante realizar un buen diagnóstico para conseguir el color deseado

Los «sin» reivindicados son aleatorios y dependen de la estrategia comercial de cada marca, es decir, que no hay un listado común de ingredientes a evitar que todas estas marcas usen, pues los criterios comunes solamente se pueden establecer y verificar si las marcas están certificadas de acuerdo a una determinada norma escrita. Y así, por ejemplo, nos encontramos una marca que declara estar libre de resorcinol, mientras que los productos de otra marca dentro de esa misma gama de tintes que se venden con claims más o menos naturales contiene Methylresorcinol en su lista de ingredientes. Esto obliga a las personas consumidoras concienciadas a ser expertas en ingredientes para revisarlos en las etiquetas de las distintas marcas y así identificar correctamente los que quieren evitar.

Tintes naturales
123rf Limited©serezniy

Los únicos tintes naturales son los vegetales 100%

Podemos afirmar claramente que no existen tintes naturales formulados que se puedan certificar; es decir, que todos sus ingredientes sean aceptables para una certificación de cosmética natural y/ o ecológica. Los únicos tintes naturales que se pueden certificar son los tintes vegetales, aquellos que están compuestos por una planta o por una combinación de plantas tintóreas. Los ingredientes que se utilizan en cosmética natural están evolucionando mucho, y hay importantes proveedores internacionales de materias primas que están continuamente investigando para lograr ingredientes que se puedan aceptar en la cosmética natural certificada, tanto por su origen como por su método de obtención. Por lo tanto, es posible que algún día exista algún tinte natural formulado que se pueda certificar, así como hay cremas, champús, geles y otros productos cosméticos. Pero, por el momento, si queremos usar tintes auténticamente naturales, solamente podemos utilizar tintes que sean 100% vegetales.

Como un ejemplo real para ilustrar lo que estamos explicando en este artículo, hemos querido compartir la experiencia de Koloreko System; una marca certificada BioVidaSana y localizada en San Sebastián, que está especializada en producir y comercializar una amplia gama de tintes naturales hechos a base de plantas tintóreas.

La henna por su parte, inhibe la acción de los radicales libres protegiendo el cuero cabelludo de las agresiones externas

La idea de crear esta marca partió de su fundador, Ramón Izco, peluquero de profesión, quien observaba en su trabajo diario cómo los tintes y otros productos convencionales producían efectos agresivos en el cabello y cuero cabelludo de los clientes de la peluquería y en la piel de las manos de los peluqueros, fomentando una atmosfera cargada de aromas sintéticos. Se producían otros efectos difíciles de relacionar con el uso de los productos cosméticos, pero frecuentes entre los usuarios, como alergias y problemas respiratorios. Además de los efectos nocivos para el medioambiente que producía el residuo de estos productos al desecharlos por el sumidero.

Tintes naturales
123rfLimited©liarussy. Teñido de cabello con henna

En 1985, Ramón comenzó a investigar qué se podía hacer para ofrecer mejores productos a sus clientes y a su personal, y así comenzó a experimentar con los tintes vegetales. Tuvo que hacer muchas pruebas hasta lograr sus mezclas actuales. Hay que tener en cuenta que para la elaboración de tintes vegetales se utilizan solamente diversas especies de plantas combinadas en diversos porcentajes según el color que se quiera conseguir. Son plantas en polvo, a las que se les añade agua caliente para su aplicación, y con esto ya se consigue el tinte. La mezcla no contiene ningún aditivo ni coadyuvante.

Para lograr tintes vegetales eficaces es importante realizar un buen diagnóstico para conseguir el color deseado, pues los pigmentos naturales no actúan del mismo modo que los tintes químicos. Es que, al carecer de componentes químicos, no puede aclarar el color del cabello. Sin embargo, aporta pigmentos naturales que activan el brillo y proporcionan luminosidad. El resultado es que en cabellos con gran cantidad de canas se consigue el color deseado de manera homogénea, en cabellos con poca cantidad de canas, el color aplicado aparece en forma de reflejos.

Plantas que tiñen el cabello

Existen plantas que tienen la capacidad de teñir el cabello. Muchas de ellas se conocen y ya las utilizaban civilizaciones milenarias como la egipcia. Quizás la más conocida es la henna pero hay muchas otras como el índigo, la nuez, el ruibarbo, el café, la cúrcuma, la cassia, el hibisco o la remolacha. Los tintes a base de plantas utilizan dos principalmente la Lawsonia Inermis Leaf (Henna), que suele encontrarse en todas las mezclas en mayor o menor porcentaje y el Indigofera Tinctoria Leaf (Índigo). Las plantas utilizadas cumplen otras funciones además de las de colorear, como estimular el riego sanguíneo, que es una característica del Índigo. La henna por su parte, inhibe la acción de los radicales libres protegiendo el cuero cabelludo de las agresiones externas.

Con las diferentes mezclas de plantas se puede conseguir una gama de coloración que va desde el rubio extra claro al castaño oscuro y al moreno, es decir, igual que la gama de colores media que ofrecen los tintes convencionales.

Para las personas consumidoras que buscan utilizar cosmética ecológica, la ventaja de utilizar tintes vegetales es que, si todas las plantas utilizadas son ecológicas certificadas, los tintes son 100% naturales, ecológicos y veganos.

El color de nuestro cabello es solo una cuestión de estética y para algunas personas no mostrar las canas es importante para sentirse bien. Pero ello no debería ir en contra de la salud. Quizás algún día el mercado ofrezca nuevas soluciones 100% naturales y eficaces, pero, actualmente, los tintes 100% vegetales son la mejor opción para nuestra salud y la del planeta.

Autoras: Nuria Alonso, Certificación BioVidSana y Montse Escutia, Proyecto Ecoestética

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bueno y Vegano gratis cada mes en tu correo

Bueno y Vegano, tu mensual 100% vegano
Bueno y Vegano Abril 2024