La cosmética vegana es muy demandada en los últimos años. Por eso, se pueden ver todo tipo de sellos y claims en muchos productos cosméticos diciendo que son «veganos» o «aptos para veganos». Algunos sellos corresponden a distintas certificaciones que regulan el uso de sus sellos específicamente dedicados a los productos veganos. Otras veces, los sellos o los claims son auto reclamaciones de las marcas, es decir, que son las propias marcas las que aseguran que el producto es vegano. Además, existe la opción de certificar un producto cosmético como econatural y al mismo tiempo vegano.

cosmética econatural
123rf©everydayplus

¿Qué es vegano en cosmética?

Cosmética vegana significa que su fórmula no contiene ningún ingrediente de origen animal ni se ha utilizado para la obtención de estos ingredientes sustancias que sean de origen animal. Los ingredientes no pueden haberse obtenido directamente de los animales (tales como leche, cera de abeja, etc.) ni con la intervención de aditivos, enzimas, aromas, perfumes, colorantes o coadyuvantes de origen animal.

Además, todas las normas veganas incluyen como criterio evitar que los ingredientes o productos cosméticos finales se hayan testado en animales. En la UE ya está prohibido en general testar los cosméticos en animales, pero sobre los ingredientes, que pueden proceder de cualquier lugar del mundo, hay que comprobarlo específicamente, sobre todo si proceden de países donde no se prohíbe el testado en animales. Uno de ellos es China, caso muy conocido, pero también Canadá, Estados Unidos (excepto California, Illinois y Nevada), Japón y Rusia.

Los INCIs de los ingredientes a evitar

La legislación obliga a indicar en la etiqueta de los cosméticos todo el listado de los ingredientes que contiene. Esto es una garantía para poder comprobar si hay ingredientes de origen animal, pero al estar en una nomenclatura técnica, la INCI, sólo si la entendemos podremos identificarlos de verdad.

La industria petroquímica también tiene un efecto perjudicial sobre los ecosistemas y los animales que viven en ellos

Por ejemplo: cera de abeja es Beewax o Cera Alba, leche es Milk o Lac, baba de caracol es Snail Secretion Filtrate. Hay otros ingredientes para los que su nombre INCI no nos da ni siquiera una pista, como el Sodium Tallowate, que se puede encontrar en jabones, y contiene sebo animal, o el Carmine, que es un colorante obtenido de una especie de insecto.

Además, hay muchos ingredientes que no se sabe solo por su nombre si son de origen animal, vegetal o sintético. Para saberlo hay que estudiar toda la documentación que el proveedor del ingrediente debe aportar al laboratorio. Un ejemplo sería el Castor Oil. Con este nombre se llama en nomenclatura INCI al aceite de ricino, pero también puede ser un aceite de origen animal, obtenido de los castores. El Parfum, que es uno de los pocos ingredientes que la legislación permite denominar de forma genérica, puede contener ingredientes de origen vegetal, animal o sintético. El Squalene, que no se permite en las certificaciones veganas si procede de los tiburones, pero también existe de origen vegetal con el mismo nombre. También es el caso de las vitaminas ya que algunas pueden ser de origen animal, como sucede frecuentemente con las Vitaminas A, B y D.

Y entre los aditivos o coadyuvantes que pueden ser de origen animal, hay varios casos, como el blanqueado hecho con carbón de huesos o clarificación utilizando gelatina de origen animal o con vejiga de pescado.

Vegano + natural

Hay que tener en cuenta que los criterios veganos no excluyen necesariamente los ingredientes de origen petroquímico, sino que se concentran en evitar el origen animal. Un ejemplo sería el de las vitaminas. Si un producto cosmético cumple con los criterios de cosmética natural y vegana al mismo tiempo, no contendrá vitaminas de origen animal ni tampoco de origen petroquímico.

Existe la opción de certificar un producto cosmético como econatural y al mismo tiempo vegano

Hay un producto en el mercado que nos sirve de ejemplo perfecto para explicar que no es lo mismo vegano solo que natural y vegano: Es un producto depilatorio que se presenta como vegano, y contiene: Tryethylene Glycol Rosinate, Glyceryl Rosinate y Synthetic Beeswax. De estos ingredientes, el primero y el último son de origen petroquímico.

Un producto puede cumplir con los criterios de la cosmética vegana, pero no con los de la cosmética natural certificada. Es necesario recordar que la industria petroquímica también tiene un efecto perjudicial sobre los ecosistemas y los animales que viven en ellos. Si de verdad nos preocupa el bienestar animal, además de vegana debemos elegir cosmética econatural.

Autoras: Nuria Alonso, Certificación BioVidSana y Montse Escutia, Proyecto Ecoestética

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bueno y Vegano gratis cada mes en tu correo

Bueno y Vegano, tu mensual 100% vegano
Bueno y Vegano Noviembre 2022

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí