crunchy granola sin gluten vegano

¿Quieres empezar el año nuevo con buen pie? ¿Te has propuesto cuidarte y darte cosas ricas y sanas? ¡Entonces este Crunchy Granola te va a encantar! Vas a hacer de tus desayunos, un momento de puro placer, con todo lo bueno de la avena sin gluten, y lo crujiente de los frutos secos caramelizados, pero sin ningún azúcar dañino.

Además este Crunchy Granola lo puedes combinar con tu bebida vegetal favorita,  o con un yogur de coco por ejemplo, y le añades al momento tu fruta fresca al gusto si lo deseas.

También la puedes usar como topping para decorar tus batidos o postres, y aportarles un toque dulce y crujiente

¿Sabías además que lo crujiente nos relaja y libera tensiones? Esta granola además lleva auténticos aliados para nuestros bienestar emocional gracias a la avena y plátano, ricos en triptófano, un aminoácido precursor de la serotonina, la hormona de la Felicidad y Alegría.

Lleva sirope de coco, un endulzante equilibrado ya que no tiene un índice glucémico elevado, ni tampoco niveles altos de fructosa frente a otros siropes o azúcares. Su sabor a caramelo combinado con la canela, hace que se equilibre aún más el nivel de glucosa en sangre haciendo de esta granola un aporte de hidratos de larga asimilación, aportando así una energía estable y duradera a lo largo de toda la mañana.

Además, los frutos secos activados permiten completar el aporte de nutrientes en cada bocado, siendo éstos ricos en lípidos de calidad y proteínas de buena asimilación, ricos en minerales y fibra aliada de nuestra salud intestinal. El hecho de dejar en remojo los frutos secos permite que los anti-nutrientes que contienen de forma natural, migren al agua (que desecharemos tras unas 8 horas de reposo), y obtener así, una riqueza nutricional asimilable por nuestro cuerpo y de hecho también, de mayor digestibilidad.

Por otro lado, al moler las semillas de sésamo, mejoramos también la asimilación de su riqueza en calcio, siendo éstas algo difíciles de triturar del todo con solo masticarlas. Si se hace más cantidad, se pueden congelar y así prolongar su conservación para ser usadas al momento en cualquier plato, así de fácil y sano.

La fruta deshidratada escogida como topping aporta ese plus de dulzor, pudiendo ser cambiada según el gusto, y así obtener un crunchy granola diferente cada día que se desee.

Ingredientes

  • 3 c. soperas de sirope de coco
  • 1,5 c. postre de canela en polvo
  • 1 taza de avena sin gluten en copos
  • 1 c. sopera de semillas de sésamo molidas
  • 1 c. sopera de pipas de calabaza activadas (remojo de 8h)
  • 1 c. sopera de almendras marcona activadas (remojo de 8h)
  • 1 c. sopera de pistachos activados (remojo de 8h)
  • 1 c. sopera de avellanas o nueces de Brasil activadas (remojo de 8h)
  • 1/2 c. aceite de coco derretido
  • toppings: manzana deshidratada, plátano deshidratado y nibs de coco troceados

Elaboración

  1. Mezclar en un bol, el sirope y la canela hasta formar un “caramelo”
  2. Filtrar y trocear las pipas y resto de frutos secos de manera grosera, no queremos perder el lado crujiente, deben quedar trozos grandes
  3. Añadir la avena y frutos secos troceados en el bol del “caramelo”, y mezclar bien con las manos
  4. Añadir el aceite de coco y volver a mezclar bien
  5. Verter en una bandeja con papel sulfurado y hornear unos 15 minutos a 160 grados, echar un vistazo para evitar que se quemen, y remover si necesario.
  6. Una vez listos, dejar enfriar a temperatura ambiente.
  7. Guardar finalmente en un bote de vidrio de cierre hermético y a combinar con los toppings al gusto.

Autora: Mareva Gillioz, Dietista y Coach nutricional, especializada en Naturopatia. Certificada en cocina crudivegana por Matthew Kenney Culinary Institute

Bueno y Vegano, mensual gratuito impreso y digital 100% vegano
Bueno y Vegano Enero 2018

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here