Cervezas de origen animal

Hasta el pasado mes de abril, degustar una cerveza Guinness estaba prohibido para un vegano. Porque aunque parezca sorprendente, muchas de estas bebidas alcohólicas no son aptas para quienes no ingieren ingredientes de origen animal.

Cuatro son los componentes básicos de una cerveza: agua, malta, lúpulo y levadura. Pero, en demasiadas ocasiones, no son los únicos. Muchos productores incluyen ingredientes de origen animal en el complejo proceso de elaboración, principalmente durante la fermentación (para la clarificación), pero también para su conservación, coloración e incluso sabor, o los introducen directamente en el producto final.

La cola de pescado, obtenida de las vejigas natatorias (un saco membranoso lleno de aire) de ciertos peces como el esturión y el bacalao, es un clarificador muy empleado en Irlanda y Gran Bretaña. Este subproducto de la industria pesquera se emplea desde el siglo XIX para conseguir que la levadura y otras partículas sobrantes se asienten más rápido en el fondo del tanque de fermentación, y así poder eliminarlas más fácilmente. El resultado es una cerveza clara y brillante con pequeñas partículas de pescado, a pesar de que no podamos percatarnos de su presencia porque son inodoras y sin sabor.

Muchos de los ingredientes de origen animal que son utilizados en los procesos de elaboración no aparecen en las etiquetas de los productos

La compañía irlandesa Guinness durante sus 258 años de historia ha ofrecido su característica cerveza negra con este particular componente. En 2015, anunció su objetivo de retirarlo para conseguir unas bebidas aptas para veganos y vegetarianos. Y en abril de 2017 llegó la noticia: las Guinness de barril servidas en pubs y restaurantes de todo el mundo ya estaban libres de ingredientes de origen animal. Ahora, pero, trabajan para eliminar la cola de pescado de las botellas y latas.

Cabe destacar que no han tocado ni una línea la receta, tan sólo el método de filtrado, por lo que el fuerte y característico sabor se mantiene. Y, según afirman, lo han hecho con “un sistema de filtración de última generación”, sin revelar más información. El sustituto de la cola de pescado podría ser una alternativa vegetal, como musgo, algas y ácido tánico.

La decisión llegó tras años de demandas de activistas veganos amantes de esta bebida y un gran número de firmas recogidas en la plataforma Change.org. Asimismo, la campaña por una cerveza de “verdad” (Campaign for Real Ale, CAMRA, en inglés), fundada en 1971 y que cuenta con más de 188.000 miembros en todo el mundo, también pide a las empresas que busquen alternativas veganas a la cola de pescado.

Pero entre las espumosas cervezas que podemos tomar no sólo nadan restos de vejigas natatorias de ciertos peces, algunas empresas también emplean para clarificar gelatina de carne, que se obtiene cociendo en agua huesos, tendones y ligamentos de animales – mayormente de cerdos y bovinos-; claras de huevos o conchas. Además, para controlar la espuma, también pueden usar glicerol -que puede ser de origen animal o vegetal- o pepsina -obtenida del forro de estómago de cerdos y bovinos-; y para dar sabor, azúcar blanco -en cuyo proceso de blanqueamiento pueden emplearse huesos de animales-,  lactosa -normalmente en las más dulces o cremosas-, o insectos como la cochinilla para dar color al líquido.

¡Incluso pollo! Durante los siglos XVII y XVIII se hizo popular en Inglaterra la cock ale, una cerveza a la que se le incluía gelatina o carne picada de un pollo hervido con especias y fruta seca. La receta no dista mucho de algunas ideas contemporáneas, puesto que en Estados Unidos han creado una con testículos de toro y otra con erizos de mar.

Barnivore es un directorio en el que se detalla qué bebidas alcohólicas son veganas y cuáles no

Muchos de los ingredientes de origen animal que son utilizados en los procesos de elaboración no aparecen en las etiquetas de los productos. Ante tal falta de protección, si el producto no tiene ninguna certificación vegana, al consumidor sólo le queda preguntar directamente a las compañías. Es lo que llevan haciendo durante años los canadienses veganos Jason Doucette y Angela del Buono, creadores del directorio Barnivore, en el que detallan qué bebidas alcohólicas son veganas y cuáles no. Han conseguido recabar datos de unos 35.000 productos. La información también está disponible en algunas aplicaciones para Android -como Vgan, VeggieBeers o VegeTipple-  y para Iphone -Vegaholic y Green Vegan-.

En el directorio podemos encontrar marcas como Amstel, Brahma, Budweiser (menos la Clamato Chelada) y Heineken. Entre las españolas, destacan Moritz, Alhambra,  Estrella Galicia, Buckler, Mahou San Miguel, Estrella Damm y un largo etcétera.

Las cervezas artesanales, en su mayoría, también se elaboran libres de animales. Suelen utilizar aromas naturales y vegetales como especias o frutas. Eso sí, algunas incluyen miel, por lo que tampoco son aptas para veganos.

La cerveza es una de las bebidas que más se ha consumido a lo largo de la historia. Uno de los festivales más famosos del mundo que giran alrededor de ella es el Oktoberfest, que se celebra anualmente en la ciudad alemana de Múnich entre la última quincena de septiembre y la primera de octubre. Precisamente, Alemania es el mayor consumidor y el primer productor de cerveza de la Unión Europea -segundo a nivel mundial, por detrás de los Estados Unidos- . Pero, aunque después de más de dos siglos, en 2013, en el Oktoberfest se incluyeran ofertas culinarias veganas, la fiesta sigue estando asociada a carne a mansalva y no es demasiado atractiva para el público vegano.

Vegan Beer Fest

Lejos de planchas repletas de todo tipo de salchichas, se celebró durante tres años consecutivos la versión vegana de la celebración bávara OktoberFest. Fue en Santa Mónica (Los Ángeles, Estados Unidos) y contó con una amplia oferta gastronómica y de cervezas 100% libre de ingredientes de origen animal. A la espera de saber si vuelve a celebrarse en 2018, los veganos podrán chocar jarras repletas de birra en otros festivales, también en California, como en el Vegan Beer Fest que se celebrará por octava vez a finales de mayo de 2018 en Pasadena y contará con más de 100 restaurantes y food trucks, y música en directo o el galardonado World Veg Festival, que lleva celebrándose anualmente desde 1988 y es un referente sobre este estilo de vida. En ellos se puede disfrutar de una rica, clara y brillante cerveza sin preocuparse.

Autora: Cristina Fernández, Periodista & Blogger, www.paladarvegano.blog

Bueno y Vegano, mensual gratuito impreso y digital 100% vegano
Bueno y Vegano Enero 2018

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here