pizzi & dixie

En el barrio madrileño de Malasaña el pasado convive con las últimas tendencias. Y como si de un sueño (vegano) se tratara, la oferta de menús libres de animales está condensada en unas pocas calles. La fantasía parece no tener fin: desde la pasada primavera, el restaurante de cocina italiana vegana Pizzi & Dixie engalana el número 16 de la calle San Vicente Ferrer para el deleite de paladares exigentes. Se trata de la última apuesta de Nacho Sánchez y su equipo, tras el éxito del ahora cerrado Botanique.

“Nos decantamos por la cocina italiana por muchas razones, pero la principal es que es una cocina que todo el mundo entiende, muy universal. Queríamos un restaurante donde todos pudiesen comer disfrutando”, explican. Y lo están consiguiendo, porque sólo se hablan maravillas del establecimiento.

Había que visitarlo. Y allí fui una calurosa noche de verano. El local se distribuye en dos pisos decorados de manera moderna, divertida y original con aros que cuelgan del techo, bambú en largos vasos, cojines a rayas y velas. Las piezas de distintas formas geométricas y colores que juegan en una de las paredes del restaurante bien podrían ser el escenario de las aventuras de Pixie y Dixie, los dos míticos ratones televisivos que huyen del gato Jinks. Pero con una excepción: aquí no podrán conseguir el ansiado queso.

Porque la propuesta de Pizzi & Dixie es 100% vegetal: el queso, muy logrado, es vegano. Y con verduras frescas y una buena masa, con doble fermentación, conforman las espectaculares pizzas y el calzone. Aptas para veganos, intolerantes a la lactosa y celíacos porque la masa puede escogerse sin gluten, normal, integral o de carbón activo.

pizzi & dixie local

Resistiéndome al plato rey de la carta, la pizza dixie, opté por el calzone de tomate, queso, champiñones, olivas negras y albahaca. Una combinación tentadora que sació mis altas expectativas. Y con cerveza artesana ecológica, todavía mejor. Los gnocchi de patata morada con salsa de calabaza, berenjena, espárragos trigueros, tomate y albahaca son otra de las sorpresas de la carta. Sabrosos y suaves.

Para los veganos que fueran amantes de los Ferrero Rocher, buenas noticias: la tarta de mismo nombre, de tres chocolates en bizcocho con cobertura y praliné de avellana, les transportará a aquellas navidades. ¡Sublime! Los más golosos pueden combinarla con el maravilloso dúo de trufas de amaretto y café. Y aunque el coulant no superara el alto nivel de lo anterior, salí de Pizzi & Dixie soñando con volver a entrar.

  • Nombre y dirección: Pizzi & Dixie,  Calle San Vicente Ferrer 16, Madrid
  • Carta: Centrada en la gastronomía italiana con variedad de pizzas y pastas. Además, versiones veganas de otros platos internacionales como la veggie burger y los pimientos rellenos de quinua. Menú diario entre semana a mediodía. También hay carta de cócteles
  • Servicio: Atento y amable
  • Cocina/Ingredientes: Cocina de autor, con productos frescos y de proximidad. Su principal materia prima es la verdura
  • Sala: Acogedora y agradable
  • Calidad/Precio: Muy buena

Autora: Cristina Fernández, Periodista & Blogger, www.paladarvegano.blog

Bueno y Vegano, mensual gratuito impreso y digital 100% vegano
Bueno y Vegano Noviembre 2017

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here